foto_disco (969K)

Rosa la china

Sainete lírico en un acto.
Texto de GUSTAVO SANCHEZ GALARRAGA.
Música de ERNESTO LECUONA.
Estrenada el 27 de mayo de 1932 en el Teatro Martí de La Habana.


Elenco del estreno

Rosa: ELISA ALTAMIRANO; Calixta: LOLITA BERRIO; Greta: CANDITA QUINTANA; Doña Tana: CONSUELO NOVOA; José: MIGUEL DE GRANDY; Dulzura: JULIO GALLO; Preciosillo: ALBERTO GARRIDO.

La obra:


Esta zarzuela es una de las tres grandes obras que el libretista Gustavo Sánchez Galarraga hizo para Lecuona, junto a EL CAFETAL y a MARIA LA O. Comenta el Diccionario de la Zarzuela que el argumento trágico de estas obras está muy alejado de los prototipos españoles y sin duda está influenciado por el verismo italiano. En cuanto a la música apunta dicha fuente que Lecuona conjuga diversos elementos de la tradición cubana: músicas africanas, criollas y folklóricas junto a otros definidos por la música de tradición occidental. El Libro de la Zarzuela critica acerbamente la obra al decir "Aun contando con los elementos que Lecuona utiliza en otras ocasiones, la partitura de ROSA LA CHINA se convierte en excesivamente cerebral y algo farragosa de modo que se patentiza a las claras una considerable inadecuación entre drama y partitura". Yo, desde mi desconocimiento técnico, me limito a decir que siendo grata de escuchar, esta obra carece de la brillantez, apasionamiento y sensualidad de las otras dos antes mencionadas.

El compositor

Ernesto Lecuona Casado nació en Guanabacoa (La Habana) cuando aun Cuba era española, el 6 de agosto de 1895 y murió en Santa Cruz de Tenerife el 29 de noviembre de 1963. Vinculado al teatro desde los 13 años compone su primera obra CUADROS NACIONALES en 1909 y estrena DOMINGO DE PIÑATA en 1919. Tras una etapa, alejada del costumbrismo criollo, dedicada a la revista tan de moda en la época, desembocó en lo que resultó ser la fundación del teatro lírico cubano de la mano de "su" libretista Gustavo Sánchez Sagarraga y paralelamente a la labor en el mismo sentido desarrollada por el compositor Gonzalo Roig. Su contribución a la zarzuela ha sido extraordinaria con un ramillete de obras en que se mezcla una inspiración lírica puesta al servicio de los ritmos de su tierra, con un resultado verdaderamente espectacular. En su producción zarzuelera destacan EL CAFETAL (1928), EL BATEY (1929), MARIA LA O y EL MAIZAL (1930), ROSA LA CHINA (1932), LOLA CRUZ (1935) y SOR INES (1937). Además es conocido por piezas instrumentales como MALAGUEÑA o ANDALUCIA o por preciosas canciones como CANTO CARABALI, PARA VIGO ME VOY, POR ESO TE QUIERO, SIEMPRE EN MI CORAZON, SIBONEY (ésta última de la zarzuela LA TIERRA DE VENUS) o la ESTUDIANTINA sublimada por Alfredo Kraus (aquella que empieza "en la noche perfumada callada y sola llena de estrellas" y luego dice "oye el cantar en la noche de luz tropical").

El libretista

Gustavo Sánchez Galárraga, nació en La Habana el 2 de febrero de 1892 y murió en la misma ciudad el 4 de noviembre de 1934, es decir nació español y murió cubano. Se dedicó a la poesía y al teatro destacando entre sus obras LA MASCARA DE ANOCHE, LA VIDA FALSA, DOS DE MAYO o SOY INOCENTE que fueron representadas por Margarita Xirgu y Ricardo Calvo. Su relación con la zarzuela viene predeterminada por su amistad con Ernesto Lecuona al que escribió letras para muchas de sus canciones y los libretos de EL BATEY, EL CAFETAL, ROSA LA CHINA, LOLA CRUZ y MARIA LA O.

Sinopsis

La acción de ROSA LA CHINA transcurre en La Habana y en conocidos rincones como el Parque Maceo, el puente de la Lisa, calle Vapor; el patio del solar del primero y quinto cuadro podría ser cualquiera de los típicos e innumerables de antaño y de los que todavía quedan bastantes. De un dramatismo brutal y descarnado, alterna con alegres o humorísticos contrastes a cargo de personajes jóvenes los unos y ridículos y caricaturizados los otros. El de Dulzura es un verdadero hallazgo, del que no desmerecen los protagonistas y José. Es el domingo de Carnaval: En el patio del solar Vista Alegre, Dulzura, marido explotador de Rosa la China, lee perezosamente el periódico delante de la puerta de su cuarto; otros personajes se mueven frente a los suyos, mientras el encargado del solar barre y asea el patio. La vieja beata obsesionada por su pasión del juego, requiere al apuntador para satisfacerla. Este se entretiene con la joven Greta, que aspira a ser estrella de cine, a la que acaba de enojar. Las viejas chismosas se regodean en la maledicencia, de la que hacen víctima a Rosa la China, hasta que el encargado las hace callar. Después este recibe las confidencias de Rosa, lamentándose de la vida que su marido la obliga a llevar y del despego de José, a quien ama. Cuando el encargado se marcha, Rosa y José se declaran su amor en precioso dúo. José, gallardamente, proclama sus intenciones a Dulzura y terminan retándose, ante el asombro de todo el vecindario. En el lugar del reto, frente al Torreón, las máscaras se meten con la vieja beata, a quien libran oportunamente sus vecinas doña Tana y Greta. Tras una escena con el apuntador Preciosillo, quien, como siempre, se burla de ellas, éstas van a quejarse a la Policía. Entretanto llega Rosa, ávida de presenciar el encuentro entre Dulzura y José, y se entera de su proyectado compromiso a dirimir un arma blanca para aquella noche en el Puente de la Lisa. De noche, y en el citado puente, Rosa espera la llegada de los desafiados. Aparece Dulzura y se sorprende de encontrarla allí. Ella le ruega que desista de sus intenciones de matar a José, y al no conseguirlo, le arrebata la navaja y se la clava, matándolo y haciéndole caer puente abajo. Al llegar José se encuentra con Rosa, triunfante y desesperada, que le confiesa lo ocurrido. Ante la llegada de una comparsa, se filtran en ella para salir desapercibidos. En la calle Vapor, tras una escena entre doña Calixta, doña Tana y Greta, de paseo de Carnaval, aparecen Rosa y José con dirección a su solar, al que deciden volver y simular ignorar lo pasado. En la fiesta del patio, entre cantos y jolgorios, llega la policía para detener a Rosa por el asesinato de Dulzura, cuyo cadáver ha sido hallado, así como pruebas de su culpabilidad. Entre la desolación y espanto general, Rosa la China es llevada presa.

Índice de escenas

Sainete lírico en un acto con los siguientes números musicales:

Acto único: 1. Preludio. 2. Introducción "Esta escoba está mas vieja que el mismo Matusalén". 3. Duetto cómico "En Holliwood voy a triunfar". 4. Dúo "Tienen una hermosa cara". 5. Dúo de Rosa y José "¡José! ¿Qué me quieres?". 6. Mujeres del solar "Pocas mujeres". 7. Intermedio. 8. Romanza de Rosa "Soñé la dicha de un amor tierno". 9. Coro. Conga del puente. 10. "Chinita linda". 11. Tango del guaraguá "Un negrito le dijo a su negra". 12. Final "Rosa la China".

Personajes

Los principales son los siguientes:

Rosa: Esposa esclavizada de Dulzura. Soprano.
Greta: Vecina encargada de limpiar. Tiple cómica.
José: Joven enamorado de Rosa. Barítono.
Preciosillo: Vecino encargado de limpiar. Tenor cómico.
Dulzura: Marido de Rosa. Personaje hablado.

Discografía

Solo conozco la siguiente versión:

Montilla 1956 - Félix Guerrero dirige a la Orquesta de Cámara de Madrid y a los Coros de Radio Nacional de España y cantan Dolores Pérez, Luisa de Córdoba, Luís Sagi Vela y Maño López.

Videograbaciones y películas

Marcando en youtube "Rosa la china" se puede ver y escuchar la Romanza de Rosa cantada por Betsy Díaz y solo oír la cantada por Hortensia Coalla.

En la base de datos de películas del Ministerio de Cultura aparece "Rosa la China" producción hispano-portuguesa-francesa-cubana de 2002 dirigida por Valeria Sarmiento e interpretada por Juan Luís Galiardo, Luisa María Jiménez, Abel Rodríguez, Daysi Granados, Yipsia Torres y Aurora Basnuevo. En la ficha de la película figura el argumento y personajes algo distorsionado respecto a la zarzuela y como autores de la música, además de Lecuona, aparece Paquito de Rivera.

Bibliografía

He utilizado la siguiente:

Diccionario de la Zarzuela", coordinado por Emilio Casares Rodicio.
"El libro de la zarzuela", de editorial Daimon.
Sección "Cantables" de nuestra página web.

Marbella, 15 de marzo de 2011

Firmado: Diego Emilio Fernández Álvarez

BotonMenu
BotonVolver