foto_disco (969K)

El retablo de Maese Pedro

Ópera en un acto
Letra y Música de MANUEL DE FALLA
Estrenada el 23 de marzo de 1923 en el Teatro San Fernando de Sevilla


Elenco del estreno

Don Quijote: Sr. LLEDÓ, Maese Pedro: Sr. SEGURA, Trujamán: Niño F. REDONDO

La obra

Esta ópera de títeres fue realizada por encargo de la Princesa de Polignac a Falla en 1918 y le fue ofrecida a principios de 1923 por el compositor en viaje a París. Allí quedó acordado su estreno para el próximo verano en el teatro del palacio parisiense de la mecenas. En la biografía citada en el apartado bibliográfico de esta reseña se dice "que la empingorotada dama le tratará tanto a él como a Stravinski.......como a auténticos criados, no permitiéndoles la entrada por la puerta principal de su palacio en París, y sirviéndoles de comer aparte".

Con autorización de la Princesa de Polignac la obra se estrenó en versión concierto el 23 de marzo de 1923 en el Teatro San Fernando de Sevilla en una audición organizada por la Sociedad Sevillana de Conciertos, función en la que colaboró Federico García Lorca. El estreno no tuvo la acogida que se esperaba, el público se sintió confuso y desconcertado ante algo que suponía una ruptura evidente con los medios de composición y puesta en escena clásicos. Dos años más tardes, e interpretada por la Orquesta Bética dirigida por Falla, triunfo en Sevilla y a partir de aquí la obra siguió el camino de la gloria e inmortalidad que todos conocemos.

Antonio Fernández Cid, al analizar la obra en el trabajo señalado en el apartado bibliográfico, dice: "Influyeron una serie de circunstancias en él, de una parte, la presencia del teatro granadino de títeres, cuyos elementos fueron llamados luego para el estreno francés; de otra su amor hacia el Quijote y su atmósfera; por fin, el deseo viejo de escribir algo que se apartase por completo de las normas tradicionales..........Ya no habrá una masa instrumental que pueda codearse con la que hemos resaltado en EL SOMBRERO DE TRES PICOS, sino un grupo de solistas, sin apenas bloques o grupos. Los oboes, las trompas, las trompetas, el arpa-laud, tienen misiones muy delimitadas. Los remansos líricos se confían a la flauta, al violín solista. La percusión extensa sirve para dar un cumplido aire de rusticidad, muy recomendable.......El descriptivismo no tiene la fuerza exterior de otras obras, porque se glosa más el espíritu de los personajes que sus incidencias. Sentimos, no obstante, las cabalgadas, los combates, las campanas y no atabales, inmersos en un mundo nuevo, distinto, extraordinariamente bello. Ha comenzado la evolución trascendente del artista. Pero no hay todavía la crudeza que la disonancia impone en el CONCERTO.........El músico salta todo eco romántico, salva el precipicio en que tantos compositores del siglo XX, por el afán de seguir el inmediatamente anterior, han sucumbido, y se liga, en estrecho abrazo. a otras épocas gloriosas de nuestra historia. Cervantes y Falla, dignos el uno del otro, consiguen la página hermosísima, que ahora nos llega en una versión muy calificada".

El compositor

Manuel de Falla Mateu nació en Cádiz el 23 de noviembre de 1876 y murió en Alta Gracia (Córdoba, Argentina) el 14 de noviembre de 1946. Comenzó sus estudios musicales en Cádiz terminándolos en Madrid con los maestros Tragó en piano y Pedrell en composición. La relación con Pedrell fue altamente beneficiosa para Falla, como de sus propias palabras se desprende "lleno de alegría por encontrar finalmente en España algo que tenía la ilusión de hallar desde el inicio de mis estudios, fui a casa de Pedrell para rogarle que fuese mi guía y a su enseñanza debo la más clara y fuerte orientación de mi trabajo". Su relación con la zarzuela tuvo lugar antes de sus éxitos, llegando a escribir LA CASA DE TOCAME ROQUE (también llamada LA JUANA Y LA PETRA), LIMOSNA DE AMOR, EL CORNETA DE ORDENES, LA CRUZ DE MALTA (estas dos últimas en colaboración con Amadeo Vives) y LOS AMORES DE LA INES que fue la única que se estrenó, con mal resultado si atendemos a Arnau y no tan malo si leemos el Diccionario de la Zarzuela. ¿Tanto trabajo costaría hacer una inmersión en algunas de estas obras que propiciaran su edición discográfica, cuando estamos ante el músico más universal que ha dado España? En 1905 obtuvo por unanimidad el premio de la casa Ortiz y Cussó y el premio de ópera española en el concurso abierto por la Real Academia de San Fernando con LA VIDA BREVE. En 1907 se traslada a París, donde perfecciona estudios bajo la dirección de Paul Dukas y Claude Debussy. Después de rocambolescas historias que prueban su firmeza consigue estrenar en 1913 LA VIDA BREVE. Luego vinieron sus grandes composiciones, tanto de música teatral, como sus ballets EL AMOR BRUJO (1915), y EL SOMBRERO DE TRES PICOS (1919 cuya primera versión abreviada EL CORREGIDOR Y LA MOLINERA se estrenó en 1917 y en cuya Danza del Corregidor utilizó temas de la zarzuela LA CASA DE TOCAME ROQUE), o su ópera de títeres EL RETABLO DE MAESE PEDRO (1919-1922), como orquestales e instrumentales: NOCHES EN LOS JARDINES DE ESPAÑA (1911-1916), CONCIERTO PARA CLAVE (1926), pianísticas: CUATRO PIEZAS ESPAÑOLAS (1909), vocales: SIETE CANCIONES POPULARES ESPAÑOLAS (1915) o la grandiosa cantata ATLANTIDA, que dejó inacabada y ultimó su discípulo Ernesto Halffter.

Falla fue un hombre sensible, casi de cristal, pero con una fortaleza interior tremenda que contrastaba con su presencia física. Acostumbraba a decir "me siento español cuando estoy en el extranjero y extranjero cuando estoy en España" y volvió de su prolongada estancia en París (1907-1914) con sus SIETE CANCIONES POPULARES ESPAÑOLAS terminadas pero no interpretadas aún y con un boceto de su "Nocturno" que habría de convertirse pronto en las NOCHES EN LOS JARDINES DE ESPAÑA, porque, efectivamente, la música escrita por Falla entre 1914 y 1919 surgió de las baterías cargadas en París: el regreso a casa liberó el manantial. Y por la misma regla de tres, cuando el compositor fue a vivir a Granada en 1919, la ciudad en donde sin conocerla había situado LA VIDA BREVE, su periodo "andaluz", desde el punto de vista creativo, había llegado a su fin.

Además de su obra, en parte detallada, potenció la música, creando en 1923 la Orquesta Bética de Música de Cámara con la idea de interpretar música moderna en aquellos lugares donde, por entonces, dicho tipo de música no podía escucharse. También auspició junto con otros artistas e intelectuales de la talla de Oscar Esplá, Juan Ramón Jiménez, Turina, Fernando de los Ríos, Conrado del Campo, Fernández Arbós, Ramón Gómez de la Serna, García Lorca etc…. la "cofradía del carmen de Don Manuel" en donde se incubó la idea luego enaltecida por Federico sobre "la importancia histórico-artística del primitivo cante andaluz llamado cante jondo" llevando todo ello al Primer Concurso del Cante Jondo celebrado en el patio de los Aljibes de la Alhambra el 13 y 14 de junio de 1922 en que se entregó la primera llave del cante a un Manolo Caracol de 11 años.

Los disparates de los bandos enfrentados en la guerra civil angustió a un espíritu como el de Falla, que a una carta que le dirige Maeztu el 8 de julio de 1936 para que se una a la contrarrevolución le contesta "el único remedio que tenemos contra ella (la revolución) es, no una contrarrevolución de tipo conservador que mantiene incluso lo execrable, por ser seguro, sino otra revolución más profunda y alta, guiada por el amor que debemos a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos". El 19 de agosto de 1936 asesinan a su amigo Federico poniendo definitivamente ante sus ojos la durísima realidad de la guerra civil. El 28 de septiembre de 1939 Falla abandona Granada con destino a la Argentina.

El libretista

El libro es obra también de Falla, inspirado en los capítulos XXV y XXVI de la segunda parte del Quijote.

Sinopsis

Se cuenta la historia de Melisendra, esposa de don Gaiferos, a quien tenía cautiva el rey Moro Marsilio, y la liberación por parte de su marido de esta dama con el final de la persecución por parte de los moros. Llegado este lance, don Quijote destruye el teatro y los muñecos, con el fin, según él, de salvar a los fugitivos, acto que es presenciado y soportado con gran asombro y desesperación por parte de Maese Pedro y los espectadores.

Índice de escenas

Esta llamada ópera de títeres se estructura en los siguientes cuadros de un único acto, que se suceden ininterrumpidamente:

El pregón - Sinfonía de maese Pedro - Cuadro I: La Corte de Carlomagno - Cuadro II: Melisendra - Cuadro III: El suplicio del moro - Cuadro IV: Los Pirineos - Cuadro V: La fuga - Cuadro VI: La persecución - Final

Personajes

Los que cantan son:

Don Quijote: Barítono o bajo.
Maese Pedro: Tenor.
El trujamán: Soprano o niño soprano.

Discografía

Detallo por orden cronológico de grabación las trece siguientes versiones, de las que doce vienen recogidas en el Catálogo de la Biblioteca Nacional y de ellas ocho en la sección discográfica de nuestra página. Yo sólo cuento con seis versiones, entre ellas la última relacionada que no se cita ni por la Biblioteca Nacional ni por nuestra página, por no ser una grabación discográfica.

Columbia 1950 - Ataulfo Argenta dirige a la Orquesta Nacional de España y cantan Lola Rodríguez de Aragón, Enrique de la Vara y Enrique Domínguez Bovi.

Odeón 1953 - Eduardo Toldrá dirige a la Orquesta Nacional de Radiodifusión francesa y cantan Lola Rodríguez de Aragón, Cayetano Renom y Manuel Ausensi.

Telefunken 1953 - Ernesto Halffter dirige a la Orquesta del Teatro de los Campos Elíseos de París. Cantan Blanca María Seoane, Francisco Navarro y Chano Gonzalo.

Alhambra 1957 - Ataulfo Argenta dirige a la Orquesta Nacional de España. Cantan Julita Bermejo, Carlos Munguía y Raimundo Torres.

Hispavox 1961 - Pedro Freitas Branco dirige a la Orquesta de Conciertos de Madrid. Cantan Teresa Tourné, Pedro Lavirgen y Renato Cesari.

Zafiro 1966 - Odón Alonso dirige a la Orquesta del Teatro de la Scala de Milán. Cantan Isabel Penagos, Julio Julián y Pedro Farrés.

Columbia 1967 - Rafael Frühbeck de Burgos dirige a la Orquesta Filarmonía de España. Cantan Fermin Gomara, Julian Molina y Victor de Narke.

Fonogram 1981 - Simon Rattle dirige a The London Sinfonietta. Cantan Jennifer Smith, Alexander Oliver y Peter Knapp.

Harmonía Mundi 1990 - Josep Pons dirige a la Orquesta de cámara del Teatro Lliure. Cantan Joan Martí, Joan Cabero e Iñaki Fresán.

Naxos 1995 - Mauricio Dini-Ciacci dirige a I Cameristi. Cantan Natacha Valladares, Jordi Galofré e Ismael Pons-Tena.

Almaviva 1996 - Recoge una serie de grabaciones históricas de obras de Falla, sin detallar fecha, entre las que se encuentra la de esta obra dirigida por Ataulfo Argenta a la Orquesta Nacional de España cantada por Isabel Penagos, José María Higuero y Pedro Farrés.

Several Records 2003 - Iñigo Pírfano dirige a la Orquesta Académica de Madrid.

Instituto Cervantes 2005 - No es disco sino grabación de la representación promocionada por el Instituto Cervantes, que tuvo lugar el 1 de junio de 2005 en el Palazzo della Cancillería de la cita del Vaticano, ejecutada por el Conservatorio Música A Casella de L'Aquila.

Videograbaciones

En el catálogo de la Biblioteca Nacional no figura ningún vídeo de la ópera. Tampoco he encontrado filmografía de esta obra.

Bibliografía y fuentes

He utilizado:

"Diccionario de la Zarzuela", coordinado por Emilio Casares Rodicio.
"El libro de la zarzuela", de editorial Daimon.
"Historia de la zarzuela", volúmen II, de Juan Arnau (Zacosa).
Enciclopedia Espasa
"Manuel de Falla" en Grandes Biografías. Planeta Agostini 1995, páginas 151 y ss.
"El retablo de maese Pedro" análisis de Antonio Fernández Cid anexo al álbum de Hispavox.
"El Mundo de la Música" guía musical bajo la dirección de K.B. Sandved. Espasa Calpe 1962
"Manuel de Falla" por Ronald Crichton en Los Grandes Compositores". Salvat 1982

Marbella, 16 de febrero de 2010

Firmado: Diego Emilio Fernández Álvarez

BotonMenu
BotonVolver