foto_disco (969K)

Martierra

Zarzuela en tres actos, en prosa
Original de ALFONSO HERNÁNDEZ CATA
Música de JACINTO GUERRERO
Estrenada el 28 de septiembre de 1928 en el Teatro de la Zarzuela de Madrid

Elenco del estreno

Santa: DORINI DE DISO, Emilia: ADRIANA SOLER, Caracol: FLORA PEREIRA, Tía Lágrimas: RAMONA GALINDO, Camelia: ESPERANZA HIDALGO, José: LUIS ALMODÓVAR, Américo: ROGELIO BALDRICH, Tío Tormentas: FRANCISCO GALLEGO, Tío Encinas: ÁNGEL DE LEÓN, El párroco: JOAQUÍN ARENAS, Terruño: ANTONIO BAYÓN, Gavia: FERNANDO VIÑIEGLA

La obra

La obra alcanzó un éxito tanto en asistencia al teatro como en la difusión fonográfica. Guiándonos primeramente por el Diccionario de la Zarzuela sabemos que "El Sol" valora iniciativas y reparte elogios pero tacha de falta de invención al compositor y "El Heraldo de Madrid" centra sus mayores críticas en Hernández Catá, acusado de escribir un libreto un poco confuso, abstracto y conceptuoso. En la carpetilla del CD leemos al crítico del ABC, que no se explica como una personalidad tan definida y relevante como el libretista caiga en los defectos que se atribuyen al autor de zarzuelas al uso; y encomia sobremanera a Guerrero hasta el punto de decir que esta es su mejor partitura. Lo refleja también Antonio Fernández Cid en la obra citada en el apartado bibliográfico, al decir "Si; el estreno tiene signo positivo, la acogida está lejos de ser adversa, pero Jacinto Guerrero tiene amplia experiencia y sabe muy bien cuando algo ha conseguido calar hondo en el público y ve asegurada su proyección futura y cuando, por el contrario, el porvenir no se presenta con tal claridad", también que "La crítica elogia la categoría literaria de Hernández Catá para después censurar su libreto y decir que se halla muy lejos de los que alcanzaron la cima del género" y por último en cuanto a la partitura dice "Musicalmente Jacinto Guerrero compuso para MARTIERRA una partitura muy cuidada, escrita con sosiego, lejos de valerse del envidiable oficio por el que en tantas ocasiones ha resuelto en horas, o días, sus compromisos. En lo orquestal, en el tratamiento armónico, se advierte este afán de altura. La elaboración hace que varios de los temas tengan nexo y correlación perceptible. Ya el preludio muestra algunos motivos fundamentales, así las dos canciones de marineros y labradores, de origen popular toledano. Si hubiesen de señalarse preferencias, cabría destacar la romanza de la caracola, el dúo de José y Santa, el logrado concertante final del segundo acto, la canción del vino, el dúo de Caracol y José y el final, en el que, de nuevo, se enlazan las canciones, para subrayar la fusión del pueblo en el recuerdo".

El compositor

El compositor Jacinto Guerrero Torres, nació en Ajofrín (Toledo) el 16 de agosto de 1895 y murió en Madrid el 15 de septiembre de 1951. Se inició en la música en su pueblo y desde 1904 en Toledo donde fue seise en la catedral y un "todoterreno" como intérprete, pues tocó instrumentos de viento, piano, órgano y violín, hasta que la composición de un HIMNO A TOLEDO propició la concesión de una beca y su traslado a Madrid en 1914. Fue violinista de la orquesta de Teatro Apolo y esto le sirvió para adquirir experiencia teatral y relaciones. Ha sido, junto con Alonso, un músico dotado para logros más importantes pero tentado por el triunfo fácil que le hizo compartir producción de obras muy dignas con otras arrevistadas o directamente revistas, causando con ello daño a la zarzuela. Su catálogo es impresionante, solo detallaré, las zarzuelas de las que conozco que han tenido trascendencia fonográfica, así LA ALSACIANA (1921), LA MONTERÍA (1922), LOS GAVILANES (1923), EL COLLAR DE AFRODITA (de esta obra aun conservo un disco de La Voz de su Amo grabado en 1927, de 78 rpm en que Amparo Saus canta "Java faraónica" y Federico Caballé "Curva de mujer", ambos dirigido por Guerrero) y MARÍA SOL (1925), EL HUÉSPED DEL SEVILLANO (1926), MARTIERRA (1928), LA ROSA DEL AZAFRÁN (1930), LA FAMA DEL TARTANERO (1931), EL AMA (1933) y EL CANASTILLO DE FRESAS (zarzuela póstuma terminada por amigos del compositor y estrenada en 1951). Con este simple detalle, se ve como, salvo "El Canastillo" la producción importante de Guerrero terminó en 1933, por eso digo que desaprovechó su inspiración en cosas menores que privó a la Zarzuela de otras composiciones de más calado. En la obra biográfica que cito en el apartado bibliográfico de esta reseña (página 90, líneas 2, 3 y 4) figura una respuesta del compositor a Josefina Carabias del siguiente tenor literal: "La gente no iba al teatro. El público me pide a mi música más ligera y cuando me lo pide él sabrá por que. ¡No hay más remedio que nadar a favor de la corriente!". Lo siento pero no hay forma más baja de abdicar de la misión encomendada a los intelectuales y artistas que esa actitud, que me recuerda, aunque en otro contexto, a lo que me decía allá por el 2003 un conocido al que yo achacaba un "mirar para otro lado" en importantes cuestiones ideológicas: "Diego es que yo de cabeza soy de izquierdas pero de cartera soy de derechas". Cada uno es muy libre de escribir música de calidad o ligera o de pensar como quiera, pero no debería poner el carro (mercantilismo) delante de los bueyes (ideas).

El libretista

Alfonso Hernández Catá, diplomático, novelista, cuentista y autor dramático, nació en Santiago de Cuba, aun española, en 1885 (aunque de los tres lugares en que aparece en el Espasa, en el apéndice dice que nació en 1877) y murió en Río de Janeiro el 8 de noviembre de 1940 al chocar con otro el avión en que viajaba. Cultivó casi todos los géneros, sobresaliendo en el cuento y la novela corta con obras como LOS SIETE PECADOS, MANICOMIO, LA VOLUNTAD DE DIOS y EL ANGEL DE SODOMA prologada por Marañón y epilogada por Jiménez de Asúa, pero revelándose también como autor dramático en EL AMOR TARDÍO, LA NOCHE CLARA, el drama en verso DON LUIS MEJIAS en colaboración con Eduardo Marquina; para el género lírico escribió el libreto de MARTIERRA con música de Guerrero.

Sinopsis

La acción se sitúa en Martierra, pueblecillo imaginario enclavado entre el monte y el mar, hace ya mucho tiempo.

ACTO PRIMERO

Tarde de fiesta. Un grupo de hombres de mar, integrado por el tío Tormentas, Gavia y Américo, intercambian frases amenazantes con un grupo de labriegos integrado por el tío Encinas, Terruño y José; la discusión comienza por el interés que despierta en ellos Emilia, y para evitar un final trágico, Caracol, joven huérfana que recibe ese nombre por su continua tendencia a la ensoñación escuchando una caracola, llega acompañada del párroco, que los apacigua animándoles a pasar el día de fiesta en inocente diversión. Llega Emilia acompañada de la tía Lágrimas, que la quiere como a una hija y le recrimina su frívolo coqueteo con los jóvenes José y Américo; ella reniega de sus consejos, manteniendo su soberbia actitud. Aparece Caracol, acusada por Emilia de amar a José en secreto, haciendo huir a la joven acobardada. Entre tanto, comienzan a llegar a la playa restos de un navío por la tempestad de la noche anterior. Américo observa un náufrago a lo lejos y sale en su barca para salvarlo, mientras los aldeanos con el párroco a la cabeza, dirigen una plegaria al Altísimo. Llega Américo con el cuerpo inerte de una mujer joven y hermosa; tras una pelea entre los marineros y los labriegos por su custodia, el párroco, indignado, ordena conducir a la joven al interior de la iglesia, y manda a José a Pueblo Grande en busca del médico.

ACTO SEGUNDO

Santa, la joven salvada del mar, ha recuperado la salud tras debatirse un mes entre la vida y la muerte; labriegos y marineros están encandilados por su bondad, y tanto José como Américo enamorados de ella, que ha venido al pueblo a reconciliar a los dos bandos. Unos y otros, los de la mar y los de la tierra, captados por lo noble y digno de su condición, van abandonando poco a poco su odio y para siempre volverá la paz; además, Santa quiere convertir a Caracol en una verdadera señorita. Sin embargo, el misterio la rodea, nadie sabe cuál es su tierra, envía muchas tardes a Caracol a Pueblo Grande con misivas secretas, no acude a misa..., pero sin embargo, todos la adoran, menos Emilia, que no puede soportar su presencia y se va airada. Cuando Santa se dispone a contar una de sus historias, llega asustada Caracol que acusa a Emilia de haberle quitado por la fuerza la carta para Santa, que traía desde Pueblo Grande. La joven ruega que haya paz y pide al cura que acompañe a Caracol para recuperarla. José le declara apasionado su amor, pero Santa, tras jurarle que no ama a otro, le ruega se calme y busque el amor en alguien más cercano -insinuando a Caracol-. Con la llegada del cura que porta la carta, concluye el primer cuadro. En el cuadro segundo, el tío Encinas y el tío Tormentas han decidido matarse en una ficticia pelea, para que así se acaben las rivalidades entre labriegos y marineros en Martierra; Santa llega a tiempo de detener la farsa. Ya en el cuadro tercero, en una casa marinera, Santa ayuda a coser las redes. Llega José, contando que a Emilia la han castigado, cortándole el pelo, por intentar difamar a Santa, y además han jurado todos los mozos del pueblo no casarse con ella. El cura se acerca, anunciando que en la iglesia hay un anciano que busca a Santa y que tiene el mismo extraño acento que ella tenía cuando llegó a Martierra.

ACTO TERCERO

Con el pueblo engalanado para la fiesta, todos esperan el regreso de Santa. Américo, enamorado, disimula en su charla con Gavia, afirmando que debía ser una sirena, ya que hasta ha conseguido que José el labriego ame a Caracol, que es del bando de los marineros. Todos esperan el mediodía para voltear las campanas, como ella pidió. Cuando se acerca la hora, Caracol se va; suenan las campanas al dar las doce del mediodía, pero Santa no aparece. Es Caracol la que afirma que ella está en Martierra, ya que a través de una carta ha dado dinero para reconstruir el pueblo, pagar la escuela, los subsidios de los marineros y labradores desde que dejen de trabajar hasta su muerte..., con la única condición de que se perdone a Emilia. Ella se ha quedado en el pueblo, sacando de cada uno lo mejor. El párroco anima a Gavia a bailar con Emilia. Américo, desesperado, se hace a la mar en su barca, mientras los demás aldeanos elevan al cielo una plegaria.

Índice de escenas

La obra está dividida en tres actos, con los siguientes números:

Acto I: 1. Prólogo "Mar unas veces blando y otras furioso....Tierra de frutos y flores" y dúo de la guitarra y el acordeón "Tu voz me recuerda los puertos lejanos....Tu voz me recuerda los surcos derechos". 2. Los consejos "Quien desoye consejos no llega a viejo". 3. Canción de Caracol "No tengo en el mundo mas que un caracol". 4. Final del acto I "Señor que en el firmamento".

Acto II: 5. Preludio, escena "Ya se lleva el invierno" y canción del tomillo "Tomillo, hierbabuena, salvia y cantueso". 6. Escena "Salió detrás de un árbol" y dúo de Santa y José "Santa tu voz es un vino que aloca mi corazón". 7. Gañanadas "Estamos encerrando no nos dan vino ¡Permita Dios se vuela gorgojo el trigo!". 8. Jota pueblerina "Mejor agua salada que agua de río pero mejor que agua, vino". 9. Escena "¡Al estira y encoge! y canción de la vela marinera "Ancha vela marina". 10. Cuarteto "Una mano de mujer quita piedras del camino". 11. Final del acto II "¿Por qué calláis así?".

Acto III: 12. Preludio y canción del vino "Vino, serás generoso". 13. Dúo de Caracol y José "Playerita, estoy contento". 14. Final del acto III "Mar, unas veces blando".

Personajes

Los principales son:

Santa: Náufraga que encandila al personal. Soprano.
Emilia: Mujer fatal. Soprano.
Caracol: Joven huérfana. Soprano.
Tía Lágrimas: Vieja encariñada con Emilia. Mezzosoprano.
Américo: Marinero. Tenor.
José: Labrador. Barítono.
Párroco: Barítono.
Tío Tormentas: Hombre da mar. Tenor cómico.
Tío Encinas: Labriego. Tenor cómico

Discografía

Según informa la carpetilla del CD de Blue Moon, Odeón grabó inmediatamente la zarzuela en seis placas con los intérpretes del estreno, y casi a la vez, La Voz de su amo, Regal (otras fuentes citan Columbia que supongo que era lo mismo en aquella época) y Parlaphon registraron la obra (las dos primeras en 6 placas y la tercera en 4) prácticamente con los mismos intérpretes, salvo el tenor que fue Tino Folgar para Odeón, Rogelio Baldrich para La Voz de su Amo, Mateo Guitart para Regal y Cayetano Peñalver para Parlaphon. Blue Moon señala que su CD es una selección de las grabaciones hechas en Madrid y en Barcelona entre diciembre de 1928 y marzo de 1929 por los cuatro sellos discográficos detallados. En esto coinciden casi totalmente las fuentes consultadas, con la única "pega" de que tanto la Biblioteca Nacional como el Diccionario de la Zarzuela citan en la versión de Odeón a Anibal Vela lo que debe tratarse de un error y ser en realidad José Vela que participó en el estreno.

Por tanto la versión discográfica compilada por Bluen Moon, está cantada por Dorini de Disso (Santa), Flora Pereira (Caracol), Adriana Soler (Emilia), Ramona Galindo (Tía Lágrimas), Tino Folgar (Américo), Rogelio Baldrich (también como Américo pero cantando sólo el prólogo), Luis Almodóvar (José), Angel de León (Tío Encinas), Francisco Gallego (Tío Tormentas) y José Vela (Labrador). No se señala orquesta salvo en el Prólogo y en la versión orquestal de la Jota Pueblerina que dirige el Maestro Guerrero, y en el Preludio del acto III interpretado por la Orquesta Ibérica.

En cuanto a fragmentos, cito:

La Voz de su Amo 1928 - Aunque Operadis la computa como una grabación casi completa, realizada por el elenco antes citado más Emilio Sagi Barba, coincido con el Diccionario de la Zarzuela en que el gran barítono sólo grabó algún fragmento con Dorini de Diso y Flora Pereira, con seguridad sólo el dúo de Santa y José "Santa tu voz es un vino".

La Voz de su Amo 1930 - Amparo Alarcón, Amparo Saus, Federico Caballé y Enrique Alabert, cantan el dúo de la guitarra y el acordeón "Tu voz me recuerda" y el cuarteto "Una mano de mujer".

Odeón 1930 - Marcos Redondo y Rogelio Baldrich, bajo la dirección de Arturo Pavón Sánchez, cantan ¡y de que forma! el dúo "Tu voz me recuerda"

Parlaphon 1930 - Juan García bajo la dirección de Modesto Romero canta la romanza "Ancha vela".

Videograbaciones

No sé de ninguna.

Bibliografía y otras fuentes

He utilizado las siguientes:

"Diccionario de la Zarzuela", coordinado por Emilio Casares Rodicio.
"El maestro Jacinto Guerrero y su estela" de Antonio Fernández Cid, editado por la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero en 1994.
Sección de cantables de nuestra página.
"Martierra" reseña de Antonio Massísimo que recoge la crítica del estreno por Luís Calvo publicada en ABC el 29/9/1928.
"Enciclopedia Espasa", para la biografía del libretista.

Marbella, 15 de noviembre de 2009

Firmado: Diego Emilio Fernández Álvarez
BotonMenu
BotonVolver