foto_disco (969K)

Los burladores

Zarzuela en tres actos
Texto original de SERAFÍN y JOAQUÍN ALVAREZ QUINTERO
Música de PABLO SOROZÁBAL
Estrenada el 10 de Diciembre de 1948 en el Teatro Calderón de Madrid


Elenco del estreno

Rosela: CARMEN DE LA PUENTE, Celito: ENRIQUETA SERRANO, Doña Mariana: ELVIRA PIQUER, Marqués de Don Juan: ESTEBAN ASTARLOA, Baratillo: FÉLIX CASAS, Capitán Santa Cruz: FRANCISCO MAROTO, Bachiller: MARCO TÚNEZ, Talavera: ALEJANDRO BRAVO, Perini: FERNANDO HERNÁNDEZ, Don Tomás: PACO OBREGÓN

La obra

A falta de cita en el Diccionario de la Zarzuela, inserto la que el Espasa dedica al estreno en el suplemento correspondiente, suscrito por Antonio J. Mezieres: “El libro es interesante e ingenioso y, con arreglo a las modalidades características del género, está constituido por situaciones perfectamente medidas que se van alternando, ofreciendo momentos de comicidad y escenas sentimentales, para que el compositor pueda lucir sus dotes de orquestador y su inspiración. El maestro Sorozabal confirmó una vez más que puede hacer mucho a favor del resurgimiento y renovación de la zarzuela nacional: fueron varios los números musicales que tuvieron que repetirse, ante la unanimidad e insistencia de los aplausos del público. La interpretación fue muy loable, corriendo los principales papeles a cargo de…….”. Por otro lado, Antonio Fernández-Cid dijo “LOS BURLADORES se conserva fresca y lozana en la partitura. En ella campean las dos virtudes fundamentales del músico vasco: el deseo constante de claridad y fluidez melódicas -buen ejemplo, esa romanza de barítono tan cantábile para la voz y la cuerda que le acompaña- y su dominio y brillantez en la orquestación. Es la suya una instrumentación rica, directa, de gran pujanza, llena de intención, diríamos de picardía si se considera el término como reflejo del buen oficio, el instinto agudo y la sensibilidad alerta para no perder un solo efecto eficaz. Pasacalles, mazurcas, fragmentos cómicos y serios, líricos para una, dos voces, o de conjunto, se suceden con extraordinaria fuerza y la tienen más ofrecidos así, en bloque, sin otras palabras que aquellas, completamente esenciales, que se recitan con fondo musical”.

De mi cosecha añado que esta zarzuela es una más de las tantas obras que inexplicablemente no han tenido mayor trascendencia para la posteridad, pues está cuajada de magníficos momentos, brillantes como la “Presentación de los Burladores” o el siguiente “Cuarteto”, sumamente líricos como la “Romanza del Marqués”, con tendencia “goyesca” como el bien hilvanado “Preludio del acto III” o la alusión al fandango de candil del bello “Raconto de Celito o, en suma, típicamente zarzueleros como cualquiera de los tres dúos de soprano y barítono o, incluso, el dúo de tiples en que se diseccionan los distintos caracteres de ambas, impetuoso y sereno. Para mi, aunque no haya una analogía exacta, sí hay un “perfume” en esta obra que me recuerdan otras del “mediocre Sorozabal” (en infeliz expresión del prejuicioso Emiliano) como teatralidad de BLACK EL PAYASO, comicidad de LA DEL MANOJO DE ROSAS y lirismo de ADIOS A LA BOHEMIA.

El compositor:

Pablo Sorozabal nació en San Sebastián el 18 de septiembre de 1897 y murió en Madrid el 26 de diciembre de 1988. Se inició musicalmente en San Sebastián primero en la Academia de Bellas Artes estudiando solfeo con Manuel Cendoya, luego en el Orfeón Donostiarra en que estudió violín con Alfredo Larrocha y piano con Germán Cendoya y finalmente como violinista en la Orquesta del Gran Casino dirigida por el citado Larrocha y eventualmente por Fernández Arbós quien en 1919 propició su llegada a Madrid integrado en la Orquesta Sinfónica de Madrid. De allí su salto a Alemania, pensionado, en donde consolidó sus conocimientos de composición, violín y dirección de orquesta. Durante varios años (hasta 1932) estuvo a caballo entre Alemania y Madrid, en donde iba componiendo KATIUSKA e incluso la posterior ADIOS A LA BOHEMIA, contándose que ni los mismos libretistas de KATIUSKA confiaban en él por no ser músico de teatro, pero, según La Voz de San Sebastián antes del estreno, “la obra llegó a Marcos Redondo, el barítono de las delicadezas, de la verdadera sapiencia de cantor y gusto. Sorozabal encontró al poderoso padrino que había de presentar su obra ante el público”. Además de su actividad como compositor, sobre todo de zarzuelas (aunque también hay en su haber obras sinfónicas), destacó en la Dirección de Orquesta desempeñando durante los dos primeros años de la guerra civil la de la Banda Municipal de Madrid, lo que a la postre le causó sinsabores derivados de su carácter fuerte e independiente y del “desvío”, por utilizar un eufemismo, que le demostraron las instancias oficiales y con que le obsequiaron algunos de sus compañeros como, al parecer, Guerrero y Moreno Torroba, no pudiendo pese a todo dar con Sorozabal en tierra. De su producción zarzuelística detallaré: KATIUSKA (1931), LA ISLA DE LAS PERLAS y ADIOS A LA BOHEMIA (1933), LA DEL MANOJO DE ROSAS (1934), LA TABERNERA DEL PUERTO (1936), CUIDADO CON LA PINTURA (1939/40), BLACK EL PAYASO (1942), LA ETERNA CANCION (1945), LOS BURLADORES (1948), ENTRE SEVILLA Y TRIANA (1950) y LAS DE CAIN (1958).

Los libretistas

Los hermanos Serafín y Joaquín Alvarez Quintero, nacieron en Utrera (Sevilla) el 26 de marzo de 1871 y el 21 de enero de 1873 y murieron en Madrid el 12 de abril de 1938 y el 14 de junio de 1944. Fueron dos de los mejores saineteros del teatro lírico español. Su éxito fue tan precoz como su vocación, y en enero de 1888 estrenaron su primera obra teatral, ESGRIMA Y AMOR, en el Teatro Cervantes de la capital de Andalucía. Se trasladaron a Madrid en 1889. De temperamentos muy diferentes, Serafín era abierto, locuaz, comunicativo, en tanto que Joaquín mostraba habitualmente un hermetismo silencioso e introvertido, consistiendo su gran parecido en que, cada cual a su modo, derrochaban simpatía e ingenio.

La popularidad de “los niños sevillanos” fue inmensa en España y en la América española, llegando a escribir 227 obras, de las cuales intento hacer relación completa de las relativas al género lírico, pudiendo servir la misma de demostración, a través de los nombre de los compositores con los que trabajaron, de su ingente aportación a nuestra querida zarzuela: GILITO (1889 - Osuna), LA BUENA SOMBRA (1898 - Brull), EL PEREGRINO (1898 - Gómez-Zarzuela), LOS BORRACHOS (1899 - Giménez), EL TRAJE DE LUCES (1899 - Fernández Caballero y Hermoso), EL MOTETE (1900 - Serrano), EL ESTRENO (1900 - Chapí), EL GENERO INFIMO (1901 - Valverde hijo y Barrera), ABANICOS Y PANDERETAS o A SEVILLA EN EL BOTIJO (1902 - Chapí), LA REINA MORA (1903 - Serrano), EL MAL DE AMORES (1905 - Serrano), FEA Y CON GRACIA (1905 - Turina), EL AMOR EN SOLFA (1905 - Chapí y Serrano), LA MALA SOMBRA (1906 - Serrano), NANITA NANA (1907 - Serrano), LA BELLA LUCERITO (1907 - Saco del Valle), LA PATRIA CHICA (1907 - Chapí), LAS DE CAIN (1908; estrenada en 1958 con música de Sorozabal, padre e hijo), LAS MIL MARAVILLAS (1908 - Chapí), EL PATINILLO (1909 - Giménez), LA MUELA DEL REY FARFAN (1909 - Vives), ANITA LA RISUEÑA (1911 - Vives), SABADO SIN SOL (1912 - Bravo), EL AMOR BANDOLERO (1913 - Bravo y Torres), ISIDRIN O LAS 49 PROVINCIAS ( 1915 - Giménez), BECQUERIANA (1915 - Opera de Maria Rodrigo), DIANA CAZADORA o PENA DE MUERTE AL AMOR (1915 - María Rodrigo), LA HISTORIA DE SEVILLA (1917 - Bravo), LA CASA DE ENFRENTE (1917 - Luna), LA DEL DOS DE MAYO (1928 - Barrera), LOS PAPIROS (1921 - Luna), MARIANELA (1923 - Opera de Jaime Pahissa), LAS MUERTES DE LOPILLO (1925 - Font), EL NIÑO ME RETIRA (1929 - Calleja), LAS RAYAS DE LA MANO (1931 - Guerrero), PITOS Y PALMAS (1932 - Alonso), LA MANGA ANCHA (1933 - Cayo Vela), COLORES Y BARRO (1934 - Guerrero), LA GIRALDA (1939 - Padilla), EL MALEFICIO (1939 - Moreno Torroba), LA VENTA DE LOS GATOS (1943 - Opera póstuma de Serrano), LOS BURLADORES (Estrenada en 1948 - Sorozabal).

Sinopsis

Los amigos del Marqués le preparan una trampa por su fama de seductor disfrazando de dama a un peluquero, pero antes se enamora de Rosela que acudió en busca de ayuda contra el acoso de su tío el Corregidor. El Marqués despeja el campo endiñándole el peluquero disfrazado al Corregidor y abriendo puertas a su amor y, de paso, al de la pareja secundaria.

Indice de escenas

La obra se desglosa musicalmente en tres actos y los siguientes números:

Acto I: 1. Presentación de los burladores “¡Ah de la casa!......Estará con una dama en Palacio”. 2. Cuarteto “¡Talavera! ¡Santa Cruz!....¡Oh mujeres! ¡De la vida paz y guerra!”. 3. Raconto de Baratillo “No hay como ser el sirviente”. 5. Dúo de Rosela y Marqués “Reina y señora mía….¿Cómo pudo un celaje nublar?......¡Ojos, boca, frente, rizos!.....Oh caballero apasionado”.

Acto II: 6. Dúo de Rosela y Celito “Si volviera a nacer”. 7. Sexteto concertante “Dinos solo si es morena”. 8. Escena “¡Aquí yega ya!” y Dúo de Rosela y Marqués “Reina y señora mía, preciosa majestad……..Hay profanas aventuras”.

Acto III: 9. Preludio. 10. Raconto de Celito “Pajecito primoroso”. 11. Duetto de Celito y Baratillo “Vestía anoche de pajesiyo”. 12. Dúo final de Rosela y Marqués “Una mujer, Dios es testigo……Yo no nací para encerrarme”.

Personajes

Los principales son los siguientes:

Rosela: Dama acosada por su viejo tío que termina enamorada del marqués. Soprano.
Celito: Criada de Rosela, que acaba casándose con Baratillo.
Marqués de Don Juan: Afamado donjuán que deviene caballero. Barítono.
Santa Cruz: Capitán amigo del Marqués. Tenor.
Baratillo: Criado del Marqués. Tenor

Discografía

Detallo la única versión que me consta:

Columbia 1965 - José Perera y Pablo Sorozabal dirigen, respectivamente, a los Coros Cantores de Madrid y a la Orquesta Sinfónica, y cantan Teresa Berganza, Ana María Higueras, Carlos Fagoaga, Francisco Saura y Vicente Sardinero.

La inmerecida parquedad de la difusión discográfica de esta obra hace que, en mi colección, sólo tenga, además de la versión citada, el Preludio del acto III interpretado por la Orquesta Sinfónica de RTVE dirigida por Enrique García Asensio, con ocasión del Homenaje a Fleta celebrado en el Auditorio de Zaragoza el 10 de octubre de 1998 celebrado a base de un Alfredo Kraus en una de sus últimas intervenciones, menos de un año anterior a su muerte..

Videograbaciones

No conozco ninguna videograbación ni película.

Bibliografía

He utilizado la siguiente:

“Diccionario de la Zarzuela”, coordinado por Emilio Casares Rodicio.
“El libro de la zarzuela”, de editorial Daimon.
“Historia de la zarzuela”, volúmen II, de Juan Arnau (Zacosa).
“Enciclopedia Espasa” (suplemento de 1955/1948, página 1469)
Comentario de Antonio Fernández Cid en el vinilo de Columbia.

Marbella, 27 de enero de 2009

Firmado: Diego Emilio Fernández Álvarez

BotonMenu
BotonVolver