foto_disco (969K)

La montería

Zarzuela en dos actos
Texto original de JOSÉ RAMOS MARTÍN
Música de JACINTO GUERRERO
Estrenada el 24 de noviembre de 1922 en el Teatro Circo de Zaragoza


Elenco del estreno

Marta: TANA LLURÓ, Ana: AMPARO SAUS, Edmundo: FEDERICO CABALLÉ, Pipón: RAFAEL DÍAZ

La obra

El éxito fue de escándalo, contribuyendo sobre todo al mismo el tango milonga “Hay que ver, hay que ver”, que, tras el estreno en Madrid consiguió cotas de popularidad impensables siendo cantado en la calle por todo el mundo, pues, en palabras de Josefina Carabias “fue como una epidemia nacional, y por eso a la gripe se la llamó LA MONTERIA”.

La obra comienza con un preludio que presenta varios temas y evoca el galope de los caballos en una montería, recordando tanto la sonoridad operística de Rossini como la de ligera opereta de von Suppé. El siguiente número lo compone una alegre escena de Ana con coros en que destaca la frase musical “Dueño mío, mi albedrío”. Del cuarteto sobresale la frase del barítono “Si en el pecho sentís”. Así llegamos a uno de los números más famosos de la obra, el fox-trot “la murmuración es el pecado más corriente en la mujer” asentado principalmente en la voz del barítono. Prosigue la acción con la animada marcha de los monteros “Escucha bella niña por favor”, terminando el acto en plan más típicamente zarzuelero con el dúo de Marta y Edmundo “No importunar a la bella” que incluye la romanza de barítono “Ya la ilusión con que soñé” que recuerda a los redactores del Diccionario de la Zarzuela a la serenata de LA CANCION DEL OLVIDO “Hermosa napolitana”, estrenada seis años antes.

Ya en el segundo acto asistimos al número más popular de la obra, el tango milonga “Hay que ver, hay que ver” parangonable a otros famosos de Guerrero, tales como “Las lagarteranas” de EL HUESPED DEL SEVILLANO o “Las espigadoras” de LA ROSA DEL AZAFRAN. Tras un simpático dúo cómico “No corras así” y un variado número coral “En el alegre baile de los colores” llegamos a la serenata del barítono cuya frase principal “Por mi mal una tarde abrileña” da paso un nuevo aire de romanza “Es la noche callada la protectora de los amantes”, con la que, tras alguna reiteración de temas ya escuchados, termina la zarzuela.

El compositor

El compositor Jacinto Guerrero Torres, nació en Ajofrín (Toledo) el 16 de agosto de 1895 y murió en Madrid el 15 de septiembre de 1951. Se inició en la música en su pueblo y desde 1904 en Toledo donde fue seise en la catedral y un “todoterreno” como intérprete, pues tocó instrumentos de viento, piano, órgano y violín, hasta que la composición de un HIMNO A TOLEDO propició la concesión de una beca y su traslado a Madrid en 1914. Fue violinista de la orquesta de Teatro Apolo y esto le sirvió para adquirir experiencia teatral y relaciones. Ha sido, junto con Alonso, un músico dotado para logros más importantes pero tentado por el triunfo fácil que le hizo compartir producción de obras muy dignas con otras arrevistadas o directamente revistas, causando con ello daño a la calidad de la zarzuela. Su catálogo es impresionante, solo detallaré, las zarzuelas de las que conozco que han tenido trascendencia fonográfica, así LA ALSACIANA (1921), LA MONTERÍA (1922), LOS GAVILANES (1923), EL COLLAR DE AFRODITA y MARÍA SOL (1925), EL HUÉSPED DEL SEVILLANO (1926), MARTIERRA (1928), LA ROSA DEL AZAFRÁN (1930), LA FAMA DEL TARTANERO (1931), EL AMA (1933) y EL CANASTILLO DE FRESAS (zarzuela póstuma terminada por amigos del compositor y estrenada en 1951). Con este simple detalle, se ve como, salvo “El Canastillo” la producción importante de Guerrero terminó en 1933, por eso digo que desaprovechó su inspiración en cosas menores que privó a la Zarzuela de otras composiciones de más calado.

El libretista

El libretista fue José Ramos Martín (hijo del famoso Miguel Ramos Carrión) nació en Madrid el 10 de marzo de 1892 y murió en la misma ciudad el 16 de octubre de 1974. Escribió en prensa: ABC, Blanco y Negro y El Liberal y para el teatro. Fue director de la sección dramática de la Sociedad General de Autores de España. Su primera obra teatral fue EL NIDO DE LA PALOMA en 1911 y desde entonces cultivó con éxito el teatro musical colaborando con Guerrero, Giménez, Lambert, Barrera, Luna, Penella o Moreno Torroba, destacando sus zarzuelas LA ALSACIANA, LA MONTERÍA y LOS GAVILANES de Guerrero y XUANÓN de Moreno Torroba.

Sinopsis

La obra se inicia, con las trompas de caza de los monteros del Duque de Jenkinsson, que anuncian la llegada de los cazadores. Pipón, montero al servicio del Duque, invita a todos los que participaron en la montería, sin olvidar a Ana, sirvienta de Jenkinsson, y de la que está enamorado. A pesar del bullicio y de la alegría de todos, Pipón esta preocupado por la prolongada ausencia de su hermana Marta, quien aparece mediada la fiesta. Ana se acerca a Marta, y la dice que la ha visto hablar con Sir Edmundo, el hijo del Duque, Marta, temerosa de los reproches de su hermano si llega a enterarse, la suplica que no se lo diga a nadie. Ana cuando va a entrar en la casa es detenida por Pipón, que le manifiesta una vez más su amor. Poco a poco se han ido marchando todos los invitados, quedando Pipón, Ana y Marta, ésta se encuentra muy pensativa en un rincón. Aparece de improviso Sir Edmundo, que se ríe de la escena amorosa de Ana y Pipón, pero Sir Edmundo, con animo de quedarse a solas con Marta, instiga al montero para que la persiga. Sir Edmundo corteja a Marta, que no está muy convencida de sus palabras de amor, pero Sir Edmundo insiste con promesas de amor que son escuchadas por algunas damas que entran riéndose de la debilidad de Edmundo. Marta avergonzada se retira, y Sir Edmundo intenta justificar su actitud, pero las damas le recuerdan su compromiso matrimonial con su prima Ketty, matrimonio que deberá celebrarse muy pronto, según deseo del Duque, que llega en ese momento con Ketty, y reservadamente afea a su hijo la conducta, recordándole que de ningún modo accederá a su matrimonio con otra mujer que no sea Ketty. Sir Edmundo asegura a su padre no volver a perseguir a Marta, pero no deja de pensar en ella. Pipón se ha enterado de que Marta es cortejada por un noble, aunque ignora su identidad. Pero por la conversación que han tenido el Duque y su hijo, se acaba de enterar que es Sir Edmundo quien corteja a su hermana, por lo que prepara su venganza. Va ha celebrarse una fiesta que preside, en calidad de Reina de la Justicia, una de las mozas de la aldea. Su misión es escuchar las peticiones de los enamorados y dar solución a sus problemas. Este año es elegida Reina de la Justicia, Ana, y Pipón ve con satisfacción que su venganza podrá realizarse el mismo día de la fiesta. La celebración está apunto de empezar, Sir Edmundo llega con un grupo de amigos y Pipón se le acerca y le confiesa que ya no ama a Ana porque se ha enamorado de otra mujer, a la que ha escrito una carta que le gustaría conociese. Este accede a leerla, pensando que le va a divertir, pero su asombro es grande cuando se entera que la misiva va dirigida a Ketty, su prometida. El noble se enoja y dice al criado que ha cometido una audacia inadmisible, pero Pipón le contesta diciéndole que igual puede enamorarse un villano de su ama, como un noble de una villana. Pipón no ceja en sus intentos de que Ketty, vea por sus propios ojos los galanteos que Sir Edmundo dirige a Marta. Ketty entiende que Sir Edmundo está enamorado de Marta y de que es correspondido por la joven. Durante la fiesta, cuando Pipón, pide gracia a la Reina de la Justicia, y ante la sorpresa de todos, pide besar a Ketty, la indignación es general, pero Ketty se pone en pie y pide a la Reina que implore al Duque, para que consienta en el matrimonio de Sir Edmundo y Marta. El Duque se da cuenta del amor que su hijo y Marta se profesan y accede complacido al mismo.

Índice de escenas

Zarzuela en dos actos con los siguientes números musicales:

Acto I: 1. Preludio y escena con coro de aldeanos “Hermosa aldeana….Dueño mío, mi albedrío”. 2. Cuarteto “¡Bravo! ¡Bien! Así me gusta….Si en el pecho sentís un dulce fuego encantador”. 3. Fox-trot “La murmuración es el pecado más corriente en la mujer….Oh baronesa gentil”. 4. Marcha de los monteros “Escucha, bella niña, por favor”. 5. Dúo de Marta y Edmundo “No importunéis a la bella…Ya la ilusión con qué soñé”.

Acto II: 6. Escena “Alegre día” y tango milonga “¡Hay que ver mi abuelita la pobre que cosas usaba!....Hay que ver, hay que ver la ropa que hace un siglo llevaba la mujer” 7. Dúo cómico de Ana y Pipón “No corras así, escucha mi amor….Entre los rojos claveles de mis labios”. 8. Coro “En el alegre baile de los colores….Linda aldeana ramo de flores….Como alegre mariposa”. 8.bis Fox-trot. 9. Serenata “Esta es la ventana…Por mi mal una tarde abrileña….Es la noche callada la protectora de los amantes”. 9.bis Tango milonga. 10. Final “¡Hurra por nuestra reina!”.

Personajes

Los principales son:

Marta: Hermana de Pipón pretendida por Edmundo. Soprano
Ana: Sirvienta del duque de Jenkisson prometida de Pipón. Tiple cómica.
Edmundo: Hijo del duque, enamorado de Marta. Barítono.
Pión: Montero del duque. Tenor cómico.

Discografía

Basado sobre todo en la sección discográfica de esta página web, me constan las siguientes versiones:

Gramófono 1922 - Según www.operadis.com cantan Tana Lluró, Amparo Saus, Federico Caballé y Rafael Díaz, todos ellos intérpretes del estreno. (Según el Diccionario de la Zarzuela interviene además Consuelo Mayendía, pudiendo ser una confusión con la grabación de la selección que luego cito).

Zafiro 1956? - Dirige Enrique Navarro a la Orquesta de Cámara de Madrid y cantan Natalia Lombay, Luisa de Córdoba, Luis Sagi Vela y Santiago Ramalle.

Alhambra 1957? - Dirige Indalecio Cisneros a la Orquesta Sinfónica y José Perera a los Coros Cantores de Madrid y cantan Lina Huarte, Julita Bermejo, Manuel Ausensi y Gerardo Monreal.

Como selecciones, el Diccionario de la Zarzuela cita una de Emilio Sagi Barba y Luisa Vela, cuyo contenido no he podido concretar consultando otras fuentes. También se refiere el Diccionario a otra grabación de Consuelo Mayendía y José Luis Lloret, de ésta sí puntualiza www.operadis.com que dirige el Maestro Guerrero y contiene “La marcha de los monteros…Escucha bella niña” y el “Fox-trot de la murmuración”.

Videograbaciones

No tengo constancia de videograbación ni película alguna.

Bibliografía

He utilizado la siguiente:

“Diccionario de la Zarzuela”, coordinado por Emilio Casares Rodicio.
“El libro de la zarzuela”, de editorial Daimon.
“Historia de la zarzuela”, volúmen II, de Juan Arnau (Zacosa).
“La Montería” comentario anexo a vinilo de Alhambra.

Marbella, 9 de mayo de 2008

Firmado: Diego Emilio Fernández Álvarez

BotonMenu
BotonVolver