foto_disco (969K)

La fiesta de San Antón

Sainete lírico de costumbres madrileñas en un acto, dividido en tres cuadros en prosa
Texto original de CARLOS ARNICHES
Música de TOMÁS LÓPEZ TORREGROSA
Estrenada el 25 de noviembre de 1898 en el Teatro Apolo de Madrid


Elenco del estreno

Regina: ISABEL BRU, Felipa: CLOTILDE PERALES, Antonio: EMILIO MESEJO, Genara: PILAR VIDAL, Seña Leoncia: Sra. RODRÍGUEZ, Eusebio: EMILIO CARRERAS, Ramón: JOSÉ MESEJO

La obra

La obra tuvo gran éxito aunque no se le ha dado la misma importancia que a EL SANTO DE LA ISIDRA porque explotaba las mismas realidades y hasta cierto punto llegó a calificarse como un calco de aquella. Con el paso de los años esta obra ha quedado entre el ramillete de las obras castizas, dándose el caso curioso en la zarzuela de que ha sido más valorado el libreto que la música, aunque a mi también esta me parece deliciosa.

El compositor

Tomás López Torregrosa nació en Alicante el 24 de septiembre de 1863 y murió en Madrid el 23 de junio de 1913. Fue discípulo predilecto de Chapí, alumno sobresaliente del Conservatorio de Madrid y Director de orquesta del Teatro Apolo con 19 años. Compuso más de 100 obras, destacando EL SANTO DE LA ISIDRA y LA FIESTA DE SAN ANTON (1898) muchas en colaboración con Joaquín Valverde (hijo), como por ejemplo EL POBRE VALBUENA (1904). Con su paisano Chapí, un salmantino como Bretón y un catalán tal cual Vives, fueron los “foráneos” que junto con los “gatos” Barbieri y Chueca conforman la pléyade de la zarzuela madrileñista.

El libretista

Carlos Arniches y Barrera nació en Alicante el 12 de octubre de 1866 y murió en Madrid el 16 de abril de 1943. Autor dramático español, el más fecundo de los del género chico. El Espasa se hace eco de la opinión de varios críticos sobre Arniches, limitándome a extractar dos de ellas, en primer lugar la de Ramón Pérez de Ayala que, comparándolo con los hermanos Joaquín y Serafín Alvarez Quintero dice “En cuanto a la realidad, me parece que son más densas de realidad las obras del señor Arniches que las de los señores Quintero. En cuanto a la gracia, me parece que la de los señores Quintero es de más noble alcurnia que la del señor Arniches”; la otra procede de Julio Cejador y habla de que “es más autor que escritor o poeta dramático, entendiendo por lo primero al que, como Arniches, posee un hondo conocimiento de los gustos del público poco letrado y de los recursos y triquiñuelas teatrales…….Cábele a Arniches la gloria de haber continuado en su puesto cultivando el género chico, mientras los demás autores dejáronse arrollar por la corriente del género ínfimo”. Precisamente a Cejador le escribió Arniches que “mi ideal es sencillo y humilde. Corresponde a la modestia de mi rango literario. Aspiro sólo con mis sainetes y farsas a estimular las condiciones generosas del pueblo y hacerle odioso los malos instintos. Nada más”. Casi imposible relacionar sus obras me limito a dejar constancias de algunas dentro de su teatro hablado como LA SEÑORITA DE TREVELEZ, LAS ESTRELLAS o ES MI HOMBRE y de otras de zarzuela como LA ALEGRIA DEL BATALLON, ALMA DE DIOS, EL TRUST DE LOS TENORIOS y EL AMIGO MELQUIADES con música de Serrano, EL CABO PRIMERO de Fernández Caballero, LA FIESTA DE SAN ANTON y EL SANTO DE LA ISIDRA de López Torregrosa, EL POBRE VALBUENA de éste último y Joaquín Valverde (hijo) y EL PUÑAO DE ROSAS, de Chapí, algunas de ellas en colaboración.

Sinopsis

La obra se inicia en el exterior de una taberna, que está muy concurrida y con una animada clientela. Sobresale la generosidad del joven Antonio, que invita a beber a todos. Entre los parroquianos se encuentra Eusebio, que tiene por fanfarrón a Antonio, aunque el Pintao, que se le acerca, destaca la bondad de Antonio. Eusebio contesta que no puede ser buen hombre desde el momento en que ha abandonado a Regina, única muchacha que le amaba de verdad y podía haberle hecho feliz. La conversación queda cortada cuando Eusebio y el Pintao se alejan hacia unos coches, para dar paso al propio Antonio, que se acerca charlando con el señor Ramón. Antonio explica a su acompañante que no sabe que hacer con Regina, a quien ya no quiere, pero al marcharse el señor Ramón, Antonio queda pensativo y se pregunta si realmente está en lo cierto y ya no ama a Regina. Al cabo de un rato aparece Jenara, trayendo la comida para Eusebio, su marido. Cuenta cómo ha presenciado un violento encuentro entre Regina y Felipa, actual novia de Antonio, y que tras tomar parte en la bronca organizada, ella misma ha animado a Regina a que no falte al día siguiente a la cita existente entre Felipa y Antonio, con objeto de aclarar las cosas de una vez. Pero ahora Jenara, que ha comprendido, en su reflexión, lo arriesgado de la situación, pide a su marido que de algún modo desbarate dicha cita. Eusebio, al tratar de convencer a Antonio, fracasa rotundamente, momento en que aparece Felipa con su madre Leoncia. Felipa se lleva a un lado a Antonio, y le pide que acuda al día siguiente, fiesta de San Antón, a la taberna que ella posee, para que así Regina sienta celos al verles unidos. Antonio duda al principio, pero acaba por consentir. Poco después Regina se presenta frente a la taberna, sabe que Antonio está dentro, y para hablar con él manda recado a que salga. Pero queda sorprendida al ver salir a Felipa, que riendo se le enfrenta. Al cabo de un rato sale Antonio, y Regina queda desengañada al oír de sus propios labios que ya no la quiere. El día de San Antón, en la taberna donde Felipa ha citado a Antonio. Al llegar este todos brindan y reina gran animación, hasta que de pronto se hace el silencio al irrumpir rabiosamente Regina en la tertulia, interponiéndose entre Felipa y Antonio. Las dos rivales empiezan a agredirse mutuamente y Antonio, que no quiere presenciar por más tiempo la pelea, monta su caballo y se marcha, con tan mala suerte, que sufre una caída y es traído de nuevo a la taberna, entre la consternación general. Regina es la primera que se ofrece a curar sus heridas, y entonces comprende Antonio que sólo a ella ha querido durante todo ese tiempo.

Un breve preludio de ritmo festivo inicia esta breve zarzuelita. Pronto adquiere ritmos de diferentes tipos y parece ascender hasta la habanera. Un galope rápido parece sugerir el paso de jinetes mientras la madera de la orquesta interpreta un vistoso tema sustituido por otro del metal, acabando esta introducción con la repetición de temas conocidos. La primera pieza vocal de la obra consiste en una extensa introducción sobre la cual se inicia un diálogo hablado “Paco, di al chico”, prosiguiendo luego con una mazurca cuando la rifa de las parejas “Animo señores, que estos pajaritos….”. Oímos luego el dúo de Felipa y Antonio uno de los números culminantes de la obra, en el que el ritmo va creciendo adoptando el galope del preludio en la frase “Que mañana por la tarde” y sigue luego con nuevas ideas musicales diciendo el barítono “¿Qué no te quiero? Vamos, chiquilla, tu tienes ganas de bromear” y la soprano “Pues si me quieres de esa manera, pruébalo ya” y prestándose la conjunción de ambas voces a cierto parecido con páginas operísticas. Finalmente llegamos al extenso número 4 de la zarzuela distribuido en tres secciones, la primera de presentación de Regina “¡Ay que me encuentro más triste!”, la segunda el dúo de soprano y mezzo (para mi otro de los números supremos) en que se contrapone el “Oye Felipa tu no lo quieres” desesperado de Regina al “Oye Regina si tu le quieres” de la impávida Felipa, bordado en la versión discográfica por la divina Teresa Berganza, y la tercera que comienza con la frase “¿Qué vas a hacer? A verlo vas” en que destaca la lamentación de Regina al cortante y aflamencado final de Antonio.

Índice de escenas

Sainete lírico de costumbres madrileñas en un acto con los siguientes números musicales:

1. Preludio. 2. Introducción y escena “Paco, di al chico que saque otra media”. 3. Dúo de Felipa y Antonio “Que es lo que te pasa que ya no me miras”. 4. Escena “¡Ay que me encuentro más triste!” Duettino-Habanera “Oye Felipa, tú no le quieres” y terceto con coro “¿Qué vas a hacer? A verlo vas”. 5. Escena de romería y final instrumental.

Personajes

Los principales son:

Regina: Enamorada de Antonio despechada por éste. Mezzosoprano.
Felipa: Moza algo brava rival de Regina. Soprano
Antonio: Guarnicionero y “guapo mozo” que juega con las mujeres. Barítono, aunque en la única versión discográfica lo canta un tenor cómico.
Eusebio: Dueño de la taberna. Tenor cómico.
Genara: Mujer de Eusebio y protectora de Regina. Actriz cantante.
Señá Leoncia: Madre de Felipa. Actriz cantante.
Ramón: Padre de Felipa. Actor cantante.

Discografía

Basado sobre todo en la sección discográfica de esta página web, y buscando más bien el dato de identificación que la rigurosidad a veces difícil por la disparidad encontrada en las distintas fuentes consultadas, detallo las versiones siguientes:

Alhambra 1958? Dirige Ataulfo Argenta y cantan Toñy Rosado, Teresa Berganza y Gerardo Monreal.

El dúo de Felipa y Antonio cuenta con una grabación histórica memorable de 1930 del sello Odeón en que cantan Marcos Redondo y Cora Raga y dirige Antonio Capdevila. No he visto catalogada esta grabación ni en el Diccionario de la Zarzuela, ni en el catálogo de la Biblioteca Nacional ni en la página www.operadis.info/ , sin embargo figura en la página www.uclm.es en la sección que la citada Universidad de Castilla la Mancha dedica al gran barítono, con el audio de catorce romanzas, dúos y canciones.

Bibliografía

He utilizado la siguiente:

“Diccionario de la Zarzuela”, coordinado por Emilio Casares Rodicio.
“El libro de la zarzuela”, de editorial Daimon.
“Historia de la zarzuela”, volúmen I, de Juan Arnau (Zacosa).
“Enciclopedia Espasa”,

Marbella, 21 de agosto de 2007

Firmado: Diego Emilio Fernández Álvarez

BotonMenu
BotonVolver