foto_disco (969K)

Jugar con fuego

Zarzuela en tres actos
Texto original de VENTURA DE LA VEGA
Música de FRANCISCO ASENJO BARBIERI
Estrenada el 6 de octubre de 1851 en el Teatro del Circo de Madrid


Elenco del estreno

Duquesa de Medina: ADELAIDA LATORRE, Duque de Alburquerque: FRANCISCO CALVET, Marqués de Caravaca: FRANCISCO SALAS, Félix: JOSÉ GONZÁLEZ, Antonio: VICENTE CALTAÑAZOR

La obra

La zarzuela en tres actos JUGAR CON FUEGO se estrenó el 6 de octubre de 1851 en el Teatro del Circo de Madrid, arrendado para la ocasión por la Sociedad Artística compuesta por el barítono Francisco Salas y los compositores, Barbieri, Oudrid, Gaztambide, Hernando, Inzenga y Luís de Olana. El libreto es una adaptación, casi un plagio al parecer, de LA COMTESSE DE EGMONT escrita en 1833 por Acelot y Decomberousse. La obra alcanzó un gran éxito artístico y económico, muy de estimar en aquellos tiempos en que estaba en juego nada menos que la posibilidad de subsistencia del género, conservando el molde extranjero pero recurriendo ya a un lenguaje musical español derivado de la tonadilla escénica. En la línea de hacer un verdadero teatro lírico español, a la que aludo luego en la biografía del músico, esta obra representó un escarceo, un juego de equilibrio entre el origen italianizante de la obra y el destino apetecido por el compositor.

El compositor

Francisco Asenjo Barbieri, nació en Madrid el 3 de agosto de 1823 en la calle Zorrilla, conocida entonces como del Sordo, y murió en la misma ciudad el 17 de febrero de 1894. Tras iniciar estudios de Medicina e Ingeniería, oyó una opera italiana que decidió su vocación; fue de todo, hasta el punto de que la presentación de Lamparilla le va como anillo al dedo y cuenta el Espasa que habiendo quebrado la empresa que contrató al músico, y al no contar con recursos, no vaciló en dirigirse a Madrid a pie desde Bilbao. Marcos Redondo en “Un hombre que se va” considera a la Zarzuela como la consecuencia de una revolución contra la música italiana, y viene a reconocer como el caballero andante de dicha revolución a Barbieri “hombre bueno y enamorado de la música que, después de una vida novelesca, y contando con la protección de Carnicer, se propuso dignificar la música española”. Cuenta José Luís Téllez que Barbieri es la personalidad musical más importante nacida en España entre Antonio Soler e Isaac Albéniz y estaría llamado a llevar hasta su cenit el modelo de zarzuela en tres actos, de las que compuso 28, más otras 9 en dos actos y otras 35 que fueron sainetes en un acto, sumando en total 72 obras teatrales 12 de ellas en colaboración. De sus grandes obras destacan: GLORIA Y PELUCA (1850), JUGAR CON FUEGO (1851), LOS DIAMANTES DE LA CORONA (1854), MIS DOS MUJERES (1855), EL DIABLO EN EL PODER (1856), PAN Y TOROS (1864) y EL BARBERILLO DE LAVAPIES (1984), muchas de ellas trufadas de tramas conspiratorias; pero su actividad de investigador musical va pareja y subyacente con su actividad de compositor, y así fundó la Sociedad de Bibliófilos, fue un investigador infatigable en los archivos de la Catedral de Toledo, El Monasterio del Escorial y el Palacio Real de Madrid y publicó, entre otras joyas, el “Cancionero de Palacio” fuente inagotable de inspiración para él y los músicos que le sucedieron. Además contribuyó decisivamente a la construcción del Teatro de la Zarzuela inaugurado el 10 de octubre de 1856.

El libretista

Ventura de la Vega Cárdenas nació en Buenos Aires el 14 de junio de 1807 y murió en Madrid el 29 de noviembre de 1865. Poeta lírico y autor dramático. Al quedar huérfano, llega en 1818 a Madrid a un colegio de Jesuitas en donde tuvo por profesores a Lista y a Gómez Hermosilla y por condiscípulos a Espronceda y al conde Cheste, que luego fue su biógrafo. De aquella época viene su afición por los clásicos, destacando en sus traducciones e imitaciones de tal manera que Menéndez y Pelayo opinó de él “Escribir con tal pureza, con tan nítida elegancia a los diecinueve años casi raya en prodigio; no hay enseñanza literaria que alcance a producir esto sin un instinto casi infalible en el discípulo”. Fundó con algunos amigos una Academia literaria denominada del Mirto, que luego dieron el paso a la política fundando la Sociedad de los Numantinos lo que les llevó en 1825 a la cárcel de donde Ventura salió pronto gracias a los buenos oficios de su pariente Cea Bermúdez; pasada la época de Fernando VII ocupó muchos cargos políticos. Su relación con la zarzuela se concreta en la autoría de los libretos de JUGAR CON FUEGO, EL MARQUES DE CARAVACA y UN TESORO ESCONDIDO de Barbieri, EL ESTRENO DE UNA ARTISTA y LA CISTERNA ENCANTADA de Gaztambide y EL PLANETA VENUS de Arrieta.

Sinopsis

El primer acto se desarrolla en la verbenera noche de San Juan, junto al Manzanares. Hay gente elegantísima y vendedores humildes. La Duquesa de Medina va disfrazada de modesta artesana y seguida del Marqués de Caravaca, quien sospecha se trata de una gran señora. Tiene aquella dama, allí, una cita con el joven hidalgo Félix, a quien hizo creer que era la criada de una encopetada señora. Cuando Félix va a buscar un coche para abandonar el lugar, vuelve a encontrarla el Marqués, pero ella en el bullicio logra escabullirse de él y de su padre el Duque que intentaba pescar en río revuelto.

El segundo acto tiene por marco un salón del Buen Retiro. En la mansión real se comenta la aventura de la pasada verbena y la habilidad de la tapada para escabullirse de aquellos próceres. Conversando el Marqués con la Duquesa le dirige palabras intencionadas, por sospechar que era la persona a la que acosó en la verbena. La Condesa aconseja a la Duquesa que atienda al requerimiento del viudo Marqués, pero el amor ha prendido ya fuertemente en su corazón, y sólo ama ahora al hidalguillo Félix. Surgen en la escena Félix y Antonio, a quienes el Marqués, que quiere avergonzar a la Duquesa, ha llamado a Palacio para reírse de ellos. Los pajes no dejan pasar a dichos hidalguillos, a quienes califican de villanos, y se arma tal alboroto que al ruido viene el Marqués, que sale en defensa de Félix. El Marqués descubre que Leonor (la Duquesa de Medina) ha dicho a Félix que es camarera de la Reina, sin atreverse a descubrir su verdadera personalidad. Y siguiendo el juego retiene en la Corte a Félix. Cuando damas y caballeros aparecen otra vez en escena, el Marqués presenta a Félix a la Duquesa, prometiéndose una buena broma. Pero no contó con la viril reacción de Félix, que al verse engañado, trata de defender su dignidad. Mas como ve que la Duquesita no quiere que se descubra el juego, ya que ella niega conocerle, se disculpa diciendo que se habrá equivocado. La Corte, a las palmadas del Jefe de Ceremonial llamando a rendir pleitesía al Príncipe, se retira, y quedan solos en escena Marqués y Félix. Aquél se enfada por la actitud de Félix, disculpándose de su equívoco con la Duquesita, y logra quitarle una carta que la Duquesita escribió a Félix, y que le ha de servir para descubrirla ante todos, si se resiste a su amor. Vuelven a encontrarse la Duquesa y el Marqués que descubren sus intenciones, dando lugar a una habilidad de la Duquesa, que dejándose cortejar por el Marqués logra arrebatarle la carta por un beso, pero en este momento son sorprendidos por Félix, que sintiéndose agraviado, quita la espada al Marqués y canta su ira y desventura. La Corte entera sale, asombrada ante semejante escándalo, resolviéndose que Félix está loco y debe ser encerrado en una casa de orates.

En el tercer acto la Duquesa, arrepentida del giro que toman las cosas, para evitar un mayor escándalo, acompañada de la Condesa de Bornos, va al manicomio y, mientras sale Félix, canta una bellísima romanza donde confiesa su amor. Cuando todo está previsto para la fuga de Félix, llega el Marqués de Caravaca y, en una peripecia, Félix mete al Marqués con los locos, que se mofan de él y le quitán su caballeresco atuendo, con el que se disfraza Félix ayudado por la Duquesa, terminando la obra con la llegada de la orden real autorizando el casamiento de la Duquesa y el hidalgo.

Musicalmente, esta zarzuela se inicia con una brillante introducción orquestal italianizante, del que solo la presencia de las panderetas nos indica que no estamos en presencia de una ópera bufa italiana. El coro repite el tema musical intercalando sus frases con las de los vendedores “Los ricos buñuelos”. Un hermoso concertante de barítono, bajo y soprano “Si te place de este bosque” podría igualmente figurar en una ópera bufa de Rossini. Sigue la presentación del tenor mediante la romanza “La vi por vez primera” seguida de un trío al que se incorporan el barítono y el bajo. El clima italiano persiste en el dúo de la soprano y el tenor “Hay un palacio junto al prado de San Fermín”. Con un tema de elegante danza “Pues quiere la fortuna” inicia el bajo un concertante en que intervienen el tenor, la soprano, el barítono y el coro, prosiguiendo luego, sin el tenor y la soprano, con la reiterada frase musical “Se me ha escapado por esta vez”. De parecida factura es la escena inicial del segundo acto “Vedle allí que pensativo” en que los solistas, salvo el tenor, alternan con el coro. Luego unos compases amenazadores de la orquesta introducen el amplio dúo de soprano y barítono “Por temor a una imprudencia”, terminando el acto con otro concertante “Oh maldad….si porque soy humilde” de soprano, tenor, barítono y coro. El tercer acto se inicia con “Suelta pícaro sastre” un número del coro en que un sastre y otros mercaderes pregonan su mercancía, y que dan paso a la romanza de soprano “Un tiempo fue que en dulce calma” de hermosa y sentimental melodía y que termina con un importante agudo. Finaliza la zarzuela con un regocijante coro de locos “Quien me socorre” con contundente y espectacular intervención del barítono.

Índice de escenas

Musicalmente la obra se articula en tres actos y en los siguientes números:

ActoI 1. Introducción y coro general “Los ricos buñuelos. 2. Aria del Marqués de Caravaca “Si te place de este bosque” y escena del Marqués y el Duque “Oh Marqués, oh Duque mío….Marquesito que dulce victoria”. 3. Romanza de Félix “La vi por vez primera”. 4. Dúo de la Duquesa y Félix “Hay un palacio junto al prado de San Fermín….Yo prefiero tu salero”. 5. Concertante, final del acto I “Pues quiere la fortuna……Se me ha escapado por esta vez”

Acto II: 6. Introducción y coro de cortesanos “Vedle allí qué pensativo…..Y queriendo a su derrota”. 7. Dúo de la carta del Marqués y de la Duquesa “Por temor de otra imprudencia….Si publica ese billete….De un galante caballero”. 8. Concertante final del acto II “Oh maldad….Si porque soy humilde….Que pague en un encierro su loco frenesí”.

Acto III: 9. Intermedio. Preludio del acto III. 10. Escena de Antonio el loco y coro “¡Suelta pícaro sastre!….Me llamo Antonio y soy para serviros primo de un loco”. 11. Romanza de la Duquesa “Un tiempo fue que en dulce calma”. 12. Aria del Marqués y coro de locos “Quien me socorre……Corramos al combate que el turco nos ataca………Ay Duquesa, Duquesa, Duquesa”.

Personajes

Son los siguientes:

Duquesa de Medina: Gusta mezclarse con la plebe, enamorada de Félix. Soprano.
Marqués de Caravaca: Presumido cazador cazado. Barítono.
Duque de Alburquerque: Padre de la duquesa y acrisolado viejo verde. Bajo.
Félix: Hidalgo ninguneado por los “nobles” y enamorado de la duquesa. Tenor.
Antonio: Amigo de Félix y primo de un loco. Tenor cómico.
Un loco: Bajo.
Condesa de Bornos: Amiga de la duquesa. Actriz.

Discografía

Basado sobre todo en la sección discográfica de esta página web, y buscando más bien el dato de identificación que la rigurosidad a veces difícil por la disparidad encontrada en las distintas fuentes consultadas, detallo las versiones siguientes:

Alhambra 1955?: Dirige Ataulfo Argenta y cantan Pilar Lorengar, Manuel Ausensi, Carlos Murguía, Antonio Campó, Julio Uribe y José María Maiza.

Como fragmentos señalo las versiones de la “Romanza de la Duquesa” de Montserrat Caballé en 1974 para el sello Alhambra dirigida por Eugenio M. Marco y la incluida en el Homenaje a Barbieri del sello RTVE en 1994 cantada por María José Martos y dirigida por Enrique García Asensio.

Videograbaciones

No me constan. Aunque en el catálogo de la Biblioteca Nacional aparece una obra titulada como la zarzuela que nos ocupa pero que no es esta, sino una “cosa” musicada por Hugo Montenegro y no recomendada para menores de 18 años..

Bibliografía

“El mundo de la Zarzuela” de Salvador Valverde
“Homenaje a Francisco Asenjo Barbieri” estudio de José Luis Tellez en el librillo del CD de RTVE.
“Diccionario de la Zarzuela”, coordinado por Emilio Casares Rodicio.
“El libro de la zarzuela”, de editorial Daimon. .
“Historia de la zarzuela”, volúmen I, de Juan Arnau (Zacosa).
“El libro de la zarzuela” de editorial Daimon.
“Arrieta y Barbieri” estudio de Carlos Gómez Amat en el capítulo “La Música” del tomo XXXVI** de la “Historia de España” de Menéndez Pidal, de Espasa Calpe.
“Enciclopedia Espasa,

Marbella, 27 de agosto de 2007

Firmado: Diego Emilio Fernández Álvarez

BotonMenu
BotonVolver