foto_disco (969K)

Juan José

Drama lírico popular en tres actos
Letra y Música de PABLO SOROZÁBAL
Estrenada en versión concierto el 21 de febrero de 2009
en el Auditorio Kursaal de San Sebastián


Elenco del estreno

Juan José: MANUEL LANZA, Rosa: ANA MARÍA SÁNCHEZ, Isidra: MAITE ARRUABARRENA, Toñuela: OLATZ SAITÚA, Andrés: CELESTINO VARELA, Paco: JOSÉ LUIS SOLA, Cano: SIMÓN ORFILA, Perico y Bebedor: ALBERTO NÚÑEZ, Tabernero y Presidiario: EMILIO SÁNCHEZ. Narrador: CONSTANTINO ROMERO. Orquesta Sinfónica de Musikene, dir.: JOSÉ LUIS ESTELLÉS

La obra

La ópera JUAN JOSE, denominada por el compositor drama lírico popular aclarando que lo de popular quiere decir proletario y no folklórico, fue terminada en 1968 tras 11 años de trabajo, y estuvo a punto de ser estrenada en el Teatro de la Zarzuela de Madrid en 1979 con un reparto previsto para Angeles Chamorro, Teresa Tourné, Marianela Barandalla, Tomás Alvarez, Enrique del Portal, Alfonso Goda, Julio Catania, Segundo García, Castejón padre y Castejón hijo; incluso cuenta Sorozabal que uno de los artistas por él elegido iba a ser el Sr. Cancela "gran actor con voz de bajo" que supongo que será el recientemente fallecido y que tantas muestras de condolencia ha suscitado en nuestro Foro. El estreno fue ruidosamente suspendido por una serie de vicisitudes que el músico cuenta prolijamente en sus Memorias, y no ha tenido lugar, y solo en versión concierto, hasta el 21 de febrero de este año en San Sebastián, repetida dos días después en el Auditorio Nacional de Música en Madrid con los intérpretes señalados en el apartado discográfico de esta reseña.

En 1968 Sorozabal creía haber triunfado y a su pregunta de si había acertado se autocontestaba diciendo: "Yo creo sinceramente que he acertado y que JUAN JOSE junto a mi ADIOS A LA BOHEMIA es lo más importante que ha salido de mi pluma....Musicalmente las partituras son hermanas. Las dos obras suceden en el Madrid fin de siglo. Los personajes son reales, auténticos y yo he tratado de compenetrarme con ellos sin brochazos efectistas, acentuando ligeramente algún rasgo de humor para contraste con el fondo dramático.....Es un sainete madrileño cantado. No tiene coro ni ballet, todo es magro; sin relleno espectacular........Parte de nuestro género chico pero dándole la dimensión de ópera. Es un sainete madrileño con la esencia de nuestros clásicos, pero yo he tratado de resolverlo con mi técnica actual. Como no se trata de una ópera española, de españolada más o menos de pandereta, sino de un drama social madrileño sin folklorismo, me figuro que no será exportable".

Complemento la información con los acertados comentarios insertos en los artículos citados en el apartado bibliográfico abajo indicado.

Así leemos a José Prieto Marugán: "En cuanto a la música lo primero que llama la atención es la densidad. Sorozábal, músico de formación germánica, requiere una gran orquesta (cuatro trompas, tres trombones, dos trompetas, tres flautas, amplia percusión y cuerda en consonancia) que tapa a los solistas en muchas ocasiones. En la sesión escuchada, además, José Luis Estellés, director de la Sinfónica de Musikene debió suavizar el volumen. Quizá cuando la orquesta se sitúe en un foso, este problema disminuya pero la primera impresión es de demasiada orquesta. Hay muchos momentos interesantes, algunos en la clásica línea del sainete madrileño (un claro y marcado chotis) en la que Sorozábal se mueve con maestría y elegancia. Otros momentos nos parecieron menos atractivos, sobre todo los que podríamos denominar “declamativos”, y aquellos que comienzan muy prometedores pero que no terminan de desarrollarse. Nos gustó más el segundo acto en el que las mujeres protagonistas mantienen un largo, intenso y atractivo mano a mano".

En palabras de Christopher Webber, "Aunque el modo de emplear el lenguaje hablado, constantemente entrecortado, nos recuerda a su ópera más antigua, Adiós a la bohemia, el tratamiento armónico nos rememora las disonancias de sus zarzuelas de posguerra, como La eterna canción. La escritura no es de mucho aliento y se muestra rápida y libre, con momentos de expansión lírica que son ahogados casi antes de que afloren. Nada es superfluo. Nada está inflado. Es música ligada al instante, vagamente unida por una serie de leitmotifs que expresan situaciones o representan a personajes individuales, y que están dotados de un perfil instrumental, melódico o rítmico característico. Por ejemplo, la celestinesca Isidra, tenaz en su insistencia a Rosa para que muerda el anzuelo, es asociada con un ritmo conductor de carácter marcial de la cuerda percutida en casi cada una de sus salidas a escena. Únicamente el desdichado héroe aparece definido con mayor vaguedad. Aunque nunca llegue al sentimentalismo sus principales intervenciones pueden parecer a primera vista algo más convencionales y peor enfocadas que la mayor parte de la partitura. Resulta tentador hablar de un verismo español pero, dado el planteamiento formal y los espartanos medios empleados, el efecto final resulta, a mi juicio, más cercano al expresionismo alemán de mediados de siglo; antes que de una Bohème se trata de un Wozzeck madrileño, aunque a la larga el método es en gran medida el propio del compositor. El acto central, desarrollado en el cuartucho de Rosa y Juan José, tiene enorme carga emocional quedando dominado por una cantinela contrapuntística de la cuerda de dignidad casi sibeliana, una suerte de rondó martirizador que nos evoca el hambre de sus ocupantes. La escena inicial entre Rosa, su dulce amiga Toñuela y la dura de roer Isidra es uno de los momentos más conmovedores de toda la producción de Sorozabal, y pone el énfasis en el sufrimiento noble, algo totalmente novedoso en su obra lírica. El dúo que le sigue entre Rosa y el desdichado Juan José es piedra angular de la ópera y auténtico corazón del drama, con un espíritu de derramamiento de sangre espiritual anticipador del crimen del acto final".

El compositor:

Pablo Sorozabal nació en San Sebastián el 18 de septiembre de 1897 y murió en Madrid el 26 de diciembre de 1988. Se inició musicalmente en San Sebastián primero en la Academia de Bellas Artes estudiando solfeo con Manuel Cendoya, luego en el Orfeón Donostiarra en que estudió violín con Alfredo Larrocha y piano con Germán Cendoya y finalmente como violinista en la Orquesta del Gran Casino dirigida por el citado Larrocha y eventualmente por Fernández Arbós quien en 1919 propició su llegada a Madrid integrado en la Orquesta Sinfónica de Madrid. De allí su salto a Alemania, pensionado, en donde consolidó sus conocimientos de composición, violín y dirección de orquesta. Durante varios años (hasta 1932) estuvo a caballo entre Alemania y Madrid, en donde iba componiendo KATIUSKA e incluso la posterior ADIOS A LA BOHEMIA, contándose que ni los mismos libretistas de KATIUSKA confiaban en él por no ser músico de teatro, pero, según La Voz de San Sebastián antes del estreno, “la obra llegó a Marcos Redondo, el barítono de las delicadezas, de la verdadera sapiencia de cantor y gusto. Sorozabal encontró al poderoso padrino que había de presentar su obra ante el público”. Además de su actividad como compositor, sobre todo de zarzuelas (aunque también hay en su haber obras sinfónicas), destacó en la Dirección de Orquesta desempeñando durante los dos primeros años de la guerra civil la de la Banda Municipal de Madrid, lo que a la postre le causó sinsabores derivados de su carácter fuerte e independiente y del “desvío”, por utilizar un eufemismo, que le demostraron las instancias oficiales y con que le obsequiaron algunos de sus compañeros como, al parecer, Guerrero y Moreno Torroba, no pudiendo pese a todo dar con Sorozabal en tierra. De su producción zarzuelística detallaré: KATIUSKA (1931), LA ISLA DE LAS PERLAS y ADIOS A LA BOHEMIA (1933), LA DEL MANOJO DE ROSAS (1934), LA TABERNERA DEL PUERTO (1936), LA ROSARIO O LA RAMBLA DE FIN DE SIGLO y CUIDADO CON LA PINTURA (1941), BLACK EL PAYASO (1942), DON MANOLITO (1943), LA ETERNA CANCION (1945), LOS BURLADORES (1948), ENTRE SEVILLA Y TRIANA (1950) y LAS DE CAIN (1958). Además adaptó las obras de Albéniz: SAN ANTONIO DE LA FLORIDA (1954) y PEPITA JIMENEZ (1964) y la zarzuela de Barbieri PAN DE TOROS (1960). A principios del presente año, en versión de concierto, se estrenó su ópera JUAN JOSE ultimada en 1968 y que tuvo un conato de estreno en 1979 que resultó fallido.

El libretista

El libreto, como tal, lo escribió Sorozabal basado en la obra de Dicenta. El mismo narra en sus Memorias como lo hizo, contando con los ánimos y facilidades de Doña Aurora Dicenta hija y heredera del famoso dramaturgo…..”El confeccionar el libreto me ha costado muchísimo. Yo no sé escribir. Había que reducir el drama de Dicenta al mínimo quitando retórica, suprimiendo algún personaje y ampliando algunas escenas. Con el final de la obra yo no estaba muy de acuerdo. Me refiero a la escena en que Juan José sale de la habitación de Rosa para matar a Paco y deja a Rosa encerrada bajo llave. Rosa, que había amenazado con gritar y pedir socorro para salvar a Paco, en lugar de hacerlo, se calla, escucha y comenta la supuesta lucha y hace comentarios. Esta escena me resultaba muy convencional y falsa y yo la he transformado no solamente para quitar ese convencionalismo, sino para recalcar aun más la triste fatalidad de Juan José. Fatalidad que le persigue desde que nació y se ensaña también en ese culminante momento de su vida. Se escapa de la cárcel con la sola idea de matar a Paco, y mata a Rosa sin querer matarla. ¡El destino le niega hasta el placer de la venganza! Y al matar a Rosa se mata a si mismo. Así cuando Andrés le dice que huya para salvar la vida, él le contesta: mi vida era esa y la he matao. Creo que este final es más lógico y más fuerte”.

Joaquín Dicenta Benedicto, nació en Calatayud (Zaragoza) el 3 de febrero de 1862 y murió en Alicante el 21 de febrero de 1917. Literato que cultivó todos los géneros con fortuna varia, alcanzando sus grandes éxitos como autor dramático tanto por sus propios méritos como por su significación social y anticlerical, concretamente JUAN JOSE, estrenada en 1895, es una de las obras de éxito más ruidoso en el teatro español de aquella época. Desde la perspectiva del género lírico, destaca la obra citada llevada al pentagrama por Sorozabal y CURRO VARGAS escrita en colaboración con Manuel Paso y con música de Chapí.

Sinopsis

Acto primero: La taberna

La escena muestra el interior de una taberna en los barrios bajos de Madrid, mostrador de cinc, taburetes de madera, cortinillas y estanterías de madera pintada acorde todo ello con el carácter humilde de la misma. Una puerta a la derecha da paso a un reservado. Cuatro parroquianos beben y juegan a las cartas y a su lado, en primer término, Andrés y Perico observan el juego al tiempo que éste, con gran dificultad, lee el periódico en voz alta. Pasan a hablar de cómo Juan José, antaño un parroquiano asiduo a la taberna, que conoció a Rosa cuando salió a defenderla de unos señoritos borrachos, y a raíz de esto viven juntos. Entra Juan José, cansado tras la jornada de trabajo y explica cómo el único sentido de su vida es Rosa, saliendo al cabo de un rato acompañando por Andrés. Aparece Isidra, una vieja a la que todos toman el pelo y califican de alcahueta. Parece que ésta ejerce influencia sobre Rosa.

Acto seguido irrumpen con algarabía un grupo de amigos llevando una guitarra, entre los que se encuentra Paco que lleva la voz cantante. Se acerca a la Isidra la invita a beber y hablan de Rosa y del interés de Paco por ella. Al rato Paco ordena comida para el y sus amigos y se van hacia el reservado.

A continuación entran en escena Rosa y Toñuela, que acaban de ser despedidas de su trabajo. Contrasta la tristeza de Rosa con la frescura y buen humor de su amiga. Rosa se lamenta de la miseria en la que vive e Isidra aprovecha para echarle las culpas de todo ello a su compañero Juan José y para presentar a Paco como la salvación para Rosa. Se oye cantar alegremente a éste a lo lejos y, saliendo, piropea a Rosa y acaba convenciéndola para que pase a divertirse y a tomar algo con ellos.

Entra entonces de nuevo en la taberna Juan José, oye a Rosa cantando en el reservado, la hace salir y se enfrenta con violencia a Paco, desvelándose que precisamente este es su capataz. Andrés sujeta a Juan José y los parroquianos a Paco, evitando que lleguen a las manos. Juan José ordena a Rosa que se vaya a casa y desde la puerta, sujetado por Andrés, reta a Paco que se atreva a seguirla.

Acto segundo: La buhardilla

La escena muestra un cuarto abuhardillado, pequeño, muy austero y poco confortable, en el que tanto un brasero apagado como la visión a través de las ventanas de lo tejados nevados de Madrid, nos hacen sentir un ambiente frío y desapacible. Al levantarse el telón entran en escena Rosa, Toñuela e Isidra, que hablan de lo difícil que es la vida para Rosa, ahora aun más que antes. Rosa culpa a Juan José de haber perdido su trabajo, ya que su capataz Paco lo despidió tras el altercado y anuncia su deseo de abandonarle.

Toñuela intenta defender a Juan José en tanto que Isidra aprovecha para malmeter a Rosa contra él al tiempo que ofrece a Rosa carbón para el brasero y petróleo para alumbrarse. Entra Andrés a buscar a Toñuela y echa en cara a Rosa haber sido ella la causante de todo con su coquetería, aquella tarde en la taberna.

Cuando al rato quedan solas Rosa e Isidra, ésta aprovecha para trasmitirle recados de Paco, pero en ese momento aparece Juan José abatido y extenuado tras un día de búsqueda infructuosa de trabajo. Desconfiando de Isidra la echa de su casa. Vuelven Andrés y Toñuela, justo a tiempo de intervenir en la discusión de la pareja, en la que Juan José se había tornado violento hacia Rosa. Apaciguados los ánimos se van y ante las quejas de Rosa por la vida que llevan, Juan José insinúa que hará cualquier cosa con tal de que a ella no le falte nada.

Acto tercero. Cuadro primero: La cárcel

Se sitúa en la Cárcel Modelo de Madrid, en un pabellón en el que se encuentran los presos en tránsito hacia otros presidios. Cano y otro presidiario hablan de Juan José. Este aparece y lamenta su suerte, pero sobre todo se duele por no haber recibido noticia alguna de su querida Rosa. Cano le recuerda que si está preso es por culpa de ella y le propone escapar mientras son transferidos, ambos lo harán juntos, a su nuevo penal. Juan José se resiste, no por miedo a ser muerto en el intento por los guardias, sino porque no quiere que la muerte le separe de un futuro feliz con Rosa con el que aún sueña. Aparece un presidiario con una carta para Juan José que Cano deberá leerle, pues es analfabeto, y resulta ser de Toñuela anunciándole que Rosa se ha ido a vivir con Paco. Ante esta noticia Juan José acepta la propuesta de Cano de escapar esa misma noche.

Acto tercero. Cuadro segundo: El crimen

Está atardeciendo en una habitación de la casa donde viven Rosa y Paco, grande, confortablemente amueblada y en la que al levantarse el telón se ve a Rosa frente al tocador hablando con Isidra. Se queja de la calidad del jabón que acaba de usar, busca sus sortijas y en definitiva muestra cuán confortable es ahora su vida. Las dos mujeres alaban a Paco, aunque Rosa recuerda con remordimiento el amor que Juan José sentía por ella.

Entra Paco, que viene a buscarla para ir a la verbena y admira su belleza. Dejan la habitación Paco e Isidra para dar tiempo a Rosa a prepararse y cuando ya solo le queda a ésta ajustarse el mantón, aparece por su espalda Juan José. Rosa no le ha oído llegar, esperaba a Paco y además suponía a Juan José en el presidio. Le ruega que se vaya y cuando cree oír los pasos de Paco en la escalera le avisa de que su nueva pareja está a punto de volver, a lo que él le confiesa que precisamente está ahí para matarle. Rosa intenta impedir que Juan José vaya hacia la puerta y al no conseguirlo se dirige a la ventana pidiendo auxilio a gritos. El trata de hacerla callar y alejarla del balcón: con una mano le tapa la boca y con la otra en el cuello consigue arrastrar a Rosa hacia el interior de la habitación. Ella cae al suelo y Juan José, al intentar levantar su brazo inerme comprende que con su brutalidad la ha matado.

Aparecen Toñuela y Andrés corriendo por el pasillo que conduce a la habitación. Éste aconseja a Juan José que huya para salvar su vida, lo que Juan José rechaza diciendo que su única vida era Rosa y la acaba de matar.

Indice de escenas

Ante la dificultad de no contar con la relación de números musicales de la obra y por la misma estructura de un lenguaje musical no dividido en compartimentos, ofrezco el siguiente detalle, redactado informalmente:

Acto I - La taberna: 1. Introducción orquestal disonante y escena iniciada con la lectura del periódico por Perico "No es posible", incorporación de Andrés "Soy más viejo y sé más que tu de estas cosas....Rosa estaba de juerga", salida de Juan José "Buenas noches....no no podría, tu sí porque tienes padres, hermanos, familia" y luego de Isidra "Dame una de triple". 2. Salida de Paco "Les he dicho a estos.....¿La ha visto usted?", continuación con Rosa, Toñuela "Han venido esos" e Isidra "En primer lugar te figuras que quieres a Juan José.....Yo se de alguien que no te disgusta". 3. Escena en el reservado interviniendo Paco "Vivir sin ti no es vivir", Rosa "Vaya copla bien cantá la de antes" e Isidra "Anda mujer, esta es la ocasión". 4. Llegada de Juan José "Y estas no han venido", Rosa en el reservado "Compañero de mi alma" y enfrentamiento con Paco "Que ya estoy harto de disimulos... Que tienes razón, que la quiero y he de poder muy poco si no te la quito.....Sola va, a quien dice que quiere quitármela".

Acto II - La buhardilla: 1. Escena inicial con Rosa, Toñuela e Isidra "Vaya frío, se quedan los pájaros tiesos en la calle". 2. Dúo de Rosa y Juan José "En menudo fregado nos metiste", con intervención de Andrés "Precisamente el otro día bajaba yo por Embajadores".

Acto III cuadro I - La cárcel: 1. Sombría introducción orquestal y escena de presidiarios "Con que al atardecer.....Ya era hora". 2. Dúo de Cano y Juan José "Que hay....Que quieres que haya.....Si tu quieres escaparte esta noche conmigo". 3. Carta de Andrés "Dame esa carta que yo la toque....Rosa vive con Paco....Cano ¿estás seguro que podemos escapar esta noche?".

Acto III cuadro II - El crimen: 1. Intermedio orquestal. 2. Escena con Rosa "No compre usted más este jabón....Le quiero y me siento feliz a su lado", Isidra "Pero el cariño a palo seco tie mal pasar" y Paco "No hay como tener una mata de pelo....Vivir sin ti no es vivir y sin ti no vivo yo". 3. Momento del crimen "Ya está, ahora un pañuelito.....Si soy yo, no el que tu esperabas".

Personajes

Los principales son los siguientes:

Rosa: Obrera amante primero de Juan José y luego de Paco. Soprano.
Toñuela: Obrera amiga de Rosa. Soprano.
Isidra: Vieja con tintes celestinescos. Mezzosoprano.
Juan José: Albañil amante de Rosa. Barítono.
Paco: Maestro de obras jefe de Juan José y posterior amante de Rosa. Tenor.
Cano: Presidiario. Bajo.
Andrés: Albañil y amigo de Juan José. Bajo.
Tabernero: Tenor.
Perico: Parroquiano habitual de la taberna. Tenor.

Discografía

Aunque no existe aun discografía, la grabación que muchos hicimos de la retransmisión diferida realizada por Radio Clásica de la versión en concierto del 23 de febrero de 2009 en el Auditorio Nacional de Música, me permite clasificarla como versión:

Radio Clásica 2009 - José Luis Estellés dirige a la Orquesta Sinfónica de Musikene y cantan Ana María Sánchez, Olatz Saitúa, Maite Arruabarrena, Manuel Lanza, José Luís Sola, Simón Orfila, Emilio Sánchez, Celestino Varela y Alberto Núñez, entre otros.

Videograbaciones

No conozco ninguna.

Bibliografía
He utilizado la siguiente:

“Diccionario de la Zarzuela”, coordinado por Emilio Casares Rodicio.
“El libro de la zarzuela”, de editorial Daimon.
“Historia de la zarzuela”, volúmen II, de Juan Arnau (Zacosa).
“Mi vida y mi obra” de Pablo Sorozabal, páginas 250/1. Fundación Banco Exterior.
“Enciclopedia Espasa
“Juan José, de Sorozabal”, artículo de José Prieto Marugán en Opus Música abril 2009.
“Juan José” artículo de Christopher Webber (trad. Ignacio Jassa Haro) en Zarzuela-Net.
“Juan José” argumento redactado por Pablo Sorozabal Gómez para Mundoclásico.com

Marbella, 11 de octubre de 2009

Firmado: Diego Emilio Fernández Álvarez

BotonMenu
BotonVolver