foto_disco (969K)

El tambor de granaderos

Zarzuela cómica en un acto, y tres cuadros
Texto original de EMILIO SÁNCHEZ PASTOR
Música de RUPERTO CHAPÍ
Estrenada el 16 de noviembre de 1894 en el Teatro Eslava de Madrid


Elenco del estreno

Gaspar: ISABEL BRU, Luz: Sra. GARCÍA DE PINEDO, Bibiana: Sra. SABATER, Lego: BONIFACIO PINEDO, Coronel: DANIEL BANQUELLS, Don Pedro: VALENTÍN GARCÍA

La obra

Esta obra pudo estrenarse pese al boicot que le plantaron a Chapí sus enemigos, equivocadamente corporativistas, negándose a suministrarle libretos, boicot que rompió el libretista Don Emilio Sánchez Pastor. Se cuenta que la música de esta zarzuela es la que Chapí escribió para LA VERBENA DE LA PALOMA, incluso se ha llegado a decir que la frase musical “Donde vas con mantón de manila” se acopló a “Yo no beso ni juro esa infamia”, y que música “belicosa” no gustó para sus tipos a Ricardo de la Vega que le retiró el libreto; pero, según Arnau, hay otra posibilidad más prosaica y es la desconfianza demostrada ante un músico al que se habían cerrado todos los teatros y que no tenía posibilidades próximas de estrenar. El éxito del estreno fue memorable, aunque en el repertorio habitual solo ha quedado el preludio. En palabras de Sagardía la partitura es verdaderamente deliciosa, una de las más logradas de Chapí. La obertura, formada por tres temas de otros tantos números musicales, es magnífica, un prodigio de construcción y se interpreta en los conciertos sinfónicos. El número dos, “terceto” a cargo de Luz, Don Pedro y Gaspar, es encantador. El tres, es el bello y conocidísimo “rataplán”. Vibrante es el “coro, pasodoble y escena de la jura” y cierran la partitura los “Cuplés de los milagros” y el “Cuarteto del exorcismo”.

El compositor

Ruperto Chapí y Llorente nació en Villena (Alicante) el 27 de marzo de 1851 y murió en Madrid el 25 de marzo de 1909. Su quintoabuelo, Claudio Sapi era oriundo de Lyon, pero a su hijo se le encuentra en Ayora, y su nieto vive ya en Villena. El apellido se transforma en Chapí posiblemente en 1708. Tras el paso de otras tres generaciones llegamos a la del padre del músico, barbero sangrador y, según el Espasa, gran aficionado a la música en una familia en que se aprendía solfeo al mismo tiempo que a leer y escribir. Primero Villena y luego Bocairente conocen la voluntad de hierro y el talento de un joven abnegado. En 1866 compuso ESTRELLA DEL BOSQUE, su primera zarzuela y en 1867 marcha a Madrid matriculándose en el Conservatorio y viviendo con mil apreturas hasta conseguir en 1872, junto con Bretón, el premio extraordinario del Conservatorio. Desde 1874 reside en Roma y París a causa de haber sido el primer español que logró la concesión del pensionado de número en la Academia de Roma, volviendo a Madrid en 1880. En 1873 compone ABEL Y CAIN, que el Diccionario de la Zarzuela reputa como su primera zarzuela, desde entonces han sido innumerables citando entre ellas MUSICA CLASICA (1880), LA TEMPESTAD (1881), EL MILAGRO DE LA VIRGEN (1884), LA BRUJA (1887), LAS HIJAS DEL ZEBEDEO (1889), EL REY QUE RABIO (1881), EL TAMBOR DE GRANADEROS (1894), LAS BRAVIAS (1896), LA REVOLTOSA (1897), PEPE GALLARDO, LA CHAVALA y CURRO VARGAS (1898), EL BARQUILLERO (1900), EL PUÑAO DE ROSAS y LA VENTA DE DON QUIJOTE (1902) y LA PATRIA CHICA (1907). Además compuso música religiosa, una sinfonía sobre DON QUIJOTE DE LA MANCHA, la famosa FANTASIA MORISCA y varias óperas de las que cito CIRCE (1902) y MARGARITA LA TORNERA (1909), los esfuerzos que hizo para la composición de esta última obra le llevaron a la muerte un mes después de su estreno, hora suprema que le llegó cuando en su delirio agónico balbuceaba la zarabanda de su ópera. Pese a tantas obras, hay que decir con Carlos Gómez Amat que “Bretón compuso numerosas óperas y Chapí cuenta con un extenso catálogo en varios géneros, pero uno y otro siempre serán los autores de LA VERBENA DE LA PALOMA y LA REVOLTOSA”.

No se puede olvidar su contribución tanto a la renovación de la Zarzuela rescatándola del italianismo en que estaba inmersa, como al fortalecimiento de los derechos de los autores primero con la creación en 1895/6 de la Sociedad de Autores Compositores y Editores de Música que cristalizó finalmente en la Sociedad de Autores formada en 1901 con la ayuda de Silesio Delgado y pese a los ataques de los mismos autores que se oponían a su redención: ¡Vivan las caenas…… si parecen buenas y son de reloj!

El libretista

Emilio Sánchez Pastor nació en Madrid en 1853 y allí murió el 16 de noviembre de 1935. Fue periodista elogiado por su madurez y clarividencia de juicio lo que le llevó a ser elegido Diputado y desempeñar altos cargos en la Administración del Estado. En el teatro destacó por sus obras cómicas, alguna como NOTICIA FRESCA en colaboración con Vital Aza, escribió libretos para Arrieta: SAN FRANCO DE SENA, Marqués: EL MONAGUILLO, López Torregrosa: LOS FLAMENCOS (del mismo título que la posterior obra de Vives), Valverde: EL PRIMER RESERVA o Giménez: LA REPUBLICA DE CHAMBA. Pero con quien más trabajó fue con Chapí: LOS GOLFOS, LAS HIJAS DEL ZEBEDEO y, sobre todo, EL TAMBOR DE GRANADEROS. Por cierto que entre las obras que le atribuye el Espasa figuran las anteriormente detalladas SAN FRANCO DE SENA y LAS HIJAS DEL ZEBEDEO, que debieron ser colaboraciones suyas con José Estremera, a quien, en solitario, se suelen atribuir ambas.

Sinopsis

La obra se inicia en Madrid, en una plaza pública, a la izquierda, el cuartel de Granaderos y al fondo, el convento de frailes de La Merced, donde un grupo de mendigos espera a que el lego Roque les traiga su sopa diaria. Una vez hecho el reparto, el lego es informado de la llegada del Consejero don Pedro que, decidido a enclaustrar a su sobrina Luz por hallarse ésta enamorada de Gaspar, muchacho nada del gusto del tío, ha llegado para llevar a cabo las últimas gestiones. Propiciado unas veces, por la ausencia de don Pedro y otras por su vista defectuosa, Luz logra secretamente entrevistarse con Gaspar, que está a punto de convertirse en tambor de granaderos, trampa tendida por el tío de Luz para alejar a los amantes. Pero Gaspar promete no olvidar a la muchacha, y ella le jura que no profesará como monja mientras él exista. Gaspar, que ha comprendido que su nuevo oficio no va a facilitar sus amores con Luz, decide no besar la cruz, ni jurar bandera, en la ceremonia que significaría su definitivo ingreso en las filas. Para lograr su propósitos se entrevista con el lego Roque, a quien logra convencer y hacer cómplice para el arriesgado plan que trabaja en su mente. Puestos de acuerdo, Gaspar sale satisfecho, saboreando de antemano el triunfo de su proyecto. Llegada la hora de la jura de Bandera, todos los soldados se muestran disciplinados, excepto Gaspar, que en medio de la cólera de su Coronel se niega rotundamente a besar la cruz y jurar la bandera, por considerar antipatrióticos ambos actos. Luz, que presencia la ceremonia desde un balcón y no conoce las intenciones de Gaspar, cae desmayada al ver a éste reprendido y enviado al calabozo por el Coronel. No obstante, y con la ayuda del lego Roque, Gaspar logra fugarse de la prisión, refugiándose en el Convento de la Merced y disfrazado de fraile bajo el nombre de padre Benito, inicia su planes. Gaspar y el lego toman el camino de la hacienda de don Pedro, que tiene por muerto al amante de su sobrina, y únicamente espera la visita del padre Benito para entrevistarle definitivamente con Luz, que sigue negándose a ingresar en el convento. Mientras tanto, descubierta la desaparición de Gaspar, el Coronel trata de darle alcance, acompañado por varios hombres. Al ver a Gaspar, Luz cae desmayada, actitud que desconcierta a don Pedro, cuya defectuosa vista no le permite comprender la trampa. Sigue un dialogo gracioso de equívocos, que da lugar a la llegada del Coronel y sus acompañantes. Gaspar y el lego se dan a la fuga, pero rodeada la casa por los soldados, la huida es imposible. Entonces Gaspar, despojado de sus hábitos, se presenta a la lucha abierta, pues confiesa que prefiere morir antes de entregarse a manos de tales afrancesados. En aquel crítico instante, llega a caballo un soldado que informa cómo el rey José ha sido sustituido por Fernando VII y el padre de Gaspar es nombrado Corregidor de Madrid. Estas noticias vienen a salvar definitivamente el amor de Gaspar y Luz, que al fin pueden abrazarse en público.

Índice de escenas

El único acto contiene los siguientes números musicales:

1. Preludio, coro y escena de la sopa “Cuanto tardan estos frailes”. 2. Terceto “Oficial, su Majestad el Rey Don José primero”. 3. Cuplés del tambor “En haciendo rataplán, yo no se donde a las hembras”. 4. Coro, pasodoble y escena de la jura “¿Qué sucede que las tropas van a formar?”. 5. Cuplés de los milagros “Erase un labrador muy devoto”. 6. Cuarteto del exorcismo “¿Qué le pasa, Jesucristo, que se pone Luz así?” y final

Personajes

Los principales son los siguientes:

Luz: Sobrina de Don Pedro enamorada de Gaspar. Soprano.
Gaspar: Frustrado tambor de granaderos y falso fraile. Soprano.
Coronel: Afrancesado militar. Barítono.
Don Pedro: Consejero también afrancesado. Barítono.
Lego: Cooperador necesario de Gaspar en su función de Padre Benito. Tenor
Bibiana: Atónita espectadora de los milagros del Padre Benito. Tiple cómica.

Discografía

Basado sobre todo en la sección discográfica de esta página web, y buscando más bien el dato de identificación que la rigurosidad a veces difícil por la disparidad encontrada en las distintas fuentes consultadas, detallo las versiones siguientes:

Alhambra 1954? - Dirigen Ataulfo Argenta a la Orquesta Sinfónica y José Perera a los Coros Cantores de Madrid y cantan Teresa Berganza, Toñy Rosado, Rafael Campos, Carlos S. Luque, Gregorio Gil y Julita Bermejo.

Palau de la Música de Valencia 1998 - Enrique García Asensio dirige a la Orquesta de Valencia y a la Banda Sinfónica de la Unión Musical de Lliria. Interviene el Orfeón Navarro Reverter y cantan Silvia Tro, María José Martos, Manuel Beltrán, Ramón de Andrés, Boro Giner y Jacqueline Squarcia.

El número más famoso de la obra, el preludio, ha sido grabado multitud de veces, destacando por mi parte las versiones de Ataulfo Argenta que, además, paseó por todo el mundo esta pieza y la de Igor Markevitch. Con anterioridad Jesús Arambarri grabó con la Banda Municipal de Madrid una brillante fantasía de esta obra.

Videograbaciones

No conozco ninguna. Tampoco figura ninguna película en la base de datos del Ministerio de Cultura.

Bibliografía

He utilizado la siguiente:

“Diccionario de la Zarzuela”, coordinado por Emilio Casares Rodicio.
“El libro de la zarzuela”, de editorial Daimon.
“Enciclopedia Espasa”
“Historia de la zarzuela”, volúmenes I y IV, de Juan Arnau (Zacosa).
“Chapí” de Angel Sagardía. Editorial Espasa Calpe
“Ruperto Chapí” un hombre excepcional” de Vicente Prats Esquembre (Gráficas Díaz, S.L. de Alicante)
“El mundo de la zarzuela” de Salvador Valverde.
“Bretón y Chapí”, apartado del artículo “La Música” de Carlos Gómez Amat en Historia de España de Menéndez Pidal, tomo XXXVI**
Comentario en vinilo de Alhambra.
La sección “cantables” de nuestra página web para la sinopsis. Gracias a Pepi y colaboradores.

Marbella, 21 de mayo de 2008

Firmado: Diego Emilio Fernández Álvarez

BotonMenu
BotonVolver