foto_disco (969K)

El cabo primero

Zarzuela cómica en un acto, y seis cuadros, en prosa
Texto original de CARLOS ARNICHES y CELSO LUCIO
Música de FERNÁNDEZ CABALLERO
Estrenada el 24 de mayo de 1895 en el Teatro Apolo de Madrid


Elenco del estreno

Rosario: JOAQUINA PINO, Simona: PILAR VIDAL, Don Fabián: JOSÉ MESEJO, Parejo: MANUEL RODRÍGUEZ, Juan: JOSÉ RIQUELME, Sargento: ISIDRO SOLER

La obra

Crónicas coetáneas hablan de que constituyó uno de los triunfos más resonantes que hasta entonces se habrían registrado en Apolo, éxito que se inició con la romanza de la soprano “Yo quiero a un hombre” que Joaquina Pino hubo de cantar tres veces , pero también destacaron el número de soldados y el sargento de la introducción que contiene la copla “Era una cantinera de primera”, el coro de los rancheros “Hoy nos ha salido el rancho muy bueno”, el número de la instrucción “¿De frente!...Venimos a pedirle señor sargento” y como no, aquello de “Buenas noches señores, yo soy Parejo” que pasó a ser obligado saludo de todo aquel que se incorporaba a una tertulia. Tres temporadas consecutivas se mantuvo en cartel en el Apolo, a veces en doble sesión. En definitiva una auténtica joya que esperemos no sea “premiada” con alguna de las actualizaciones que está sufriendo nuestro género.

El compositor

Manuel Fernández Caballero nació en Murcia el 14 de marzo de 1835 y murió en Madrid el 26 de febrero de 1906. Hijo póstumo, fue el menor de dieciocho hermanos. Encauzado en la música desde pequeño, con cinco años empezó a estudiar el violín y otros instrumentos y a los siete años ya tocaba en bandas y orquestas. Su primer maestro fue su cuñado y notable violinista Julian Gil y luego Indalecio Soriano Fuentes. A los 15 años se traslada a Madrid siendo admitido como primer violín de la orquesta del Teatro Real e ingresando en el Conservatorio donde obtuvo el primer premio de composición en 1856. Siguió estudiando con José Vega, Indalecio Soriano, Hilarión Eslava y Pedro Albeniz. A partir de los 18 años fue Director de Orquesta de varios teatros, el de Variedades, Lope de Vega, Circo y Español. En 1853 consigue de Luís de Eguilaz su primer libreto de zarzuela LA VERGONZOSA EN PALACIO, que sin embargo se estrenó con posterioridad a TRES MADRES PARA UNA HIJA, que firmó bajo el seudónimo de Florentino Durillo, precisamente por respeto y consideración a Luís de Eguilaz. Desde entonces son innumerables las zarzuelas que compuso (cerca de 200), alternando este trabajo con la dirección de orquesta, muchas veces en Portugal e Hispanoamérica, llegando a residir 7 años en Cuba. También compuso en abundancia música religiosa, encontrándose entre ella, diversas Misas, Misereres, Salves, Oficios de Difuntos (el primero lo compuso en 1851), Himnos, Letanias, Motetes etc….

Aquejado de cataratas desde 1890 aproximadamente, la última partitura que escribió de su puño y letra fue EL DUO DE LA AFRICANA en 1893, requiriendo desde entonces la ayuda de colaboradores, principalmente su hijo Mario y también la del luego famoso José Serrano que le ayudó en la escritura musical de GIGANTES Y CABEZUDOS. En 1899 y 1902 fue intervenido quirúrgicamente por el Doctor Mansilla batiéndole las cataratas de los ojos derecho e izquierdo respectivamente. Fue persona muy honrada por el público en general y por las Instituciones y así en 1891 fue elegido individuo de la Real Academia de San Fernando, cuyo discurso de ingreso no pudo efectuar hasta el 2 de marzo de 1902 con el sugerente título para nuestro querido género de “Los cantos populares españoles considerados como elemento indispensable para la formación de nuestra nacionalidad musical”; pertenecía a la Orden del Cristo de Portugal y el 22 de enero de 1903 le fue concedida la Gran Cruz de Alfonso XII siéndole regaladas las insignias correspondientes por suscripción popular en Murcia.

Cuenta Arnau que Caballero tenía la costumbre de dirigir los ensayos en el Teatro de la Zarzuela junto a la concha del apuntador, golpeando continuamente con su grueso bastón la tarima del escenario marcando el compás, como se cargó la tarima dos veces, el propietario del teatro colocó en aquel sitio una placa de bronce con la leyenda “A Caballero, sostén de la zarzuela, 1897”, y esto da pie para hacer notar la importancia que para nuestro género tuvo este compositor, en cualquiera de las facetas del mismo, la zarzuela grande hasta la década de los 70 en que entró en crisis y el género chico al que supo no solo adaptarse sino triunfar memorablemente, basta para comprobar la realidad de tal aseveración con releer los títulos compuestos a partir de 1887.

Entre sus zarzuelas detallo sobre todo las muy conocidas por su difusión discográfica, LA MARSELLESA (1876) LOS SOBRINOS DEL CAPITAN GRANT (1877), EL SALTO DEL PASIEGO (1878), CHATEAU MARGAUX (1887), EL DUO DE LA AFRICANA (1893), EL CABO PRIMERO (1895), EL PADRINO DEL NENE (1896), LA VIEJECITA (1897) GIGANTES Y CABEZUDOS y EL SEÑOR JOAQUIN (1898).

Los libretistas

Carlos Arniches y Barrera nació en Alicante el 12 de octubre de 1866 y murió en Madrid el 16 de abril de 1943. Autor dramático español, el más fecundo de los del género chico. El Espasa se hace eco de la opinión de varios críticos sobre Arniches, limitándome a extractar dos de ellas, en primer lugar la de Ramón Pérez de Ayala que, comparándolo con los hermanos Joaquín y Serafín Alvarez Quintero dice “En cuanto a la realidad, me parece que son más densas de realidad las obras del señor Arniches que las de los señores Quintero. En cuanto a la gracia, me parece que la de los señores Quintero es de más noble alcurnia que la del señor Arniches”; la otra procede de Julio Cejador y habla de que “es más autor que escritor o poeta dramático, entendiendo por lo primero al que, como Arniches, posee un hondo conocimiento de los gustos del público poco letrado y de los recursos y triquiñuelas teatrales…….Cábele a Arniches la gloria de haber continuado en su puesto cultivando el género chico, mientras los demás autores dejáronse arrollar por la corriente del género ínfimo”. Precisamente a Cejador le escribió Arniches que “mi ideal es sencillo y humilde. Corresponde a la modestia de mi rango literario. Aspiro sólo con mis sainetes y farsas a estimular las condiciones generosas del pueblo y hacerle odioso los malos instintos. Nada más”. Casi imposible relacionar sus obras me limito a dejar constancias de algunas dentro de su teatro hablado como LA SEÑORITA DE TREVELEZ, LAS ESTRELLAS o ES MI HOMBRE y de otras de zarzuela como LA ALEGRIA DEL BATALLON, ALMA DE DIOS, EL TRUST DE LOS TENORIOS y EL AMIGO MELQUIADES con música de Serrano, EL CABO PRIMERO de Fernández Caballero, LA FIESTA DE SAN ANTON y EL SANTO DE LA ISIDRA de López Torregrosa, EL POBRE VALBUENA de éste último y Joaquín Valverde (hijo) y EL PUÑAO DE ROSAS, de Chapí, algunas de ellas en colaboración.

Celso Lucio y López, nació en Burgos el 6 de abril de 1865 y murió en Madrid el 3 de octubre de 1915. Poeta, político y dramaturgo. Su primera obra, A VISTA DE PAJARO, se estrenó en 1888. Es autor de un libro de versos titulado GENERO CHICO, pero sus obras de mayor éxito fueron, MARIA DE LOS ANGELES, música de Chapí, LOS APARECIDOS y EL CABO PRIMERO, música de Fernández Caballero, LOS PURITANOS, música de López Torregrosa y Valverde, PANORAMA NACIONAL, con música de Apolinar Brull todas ellas en colaboración con Arniches; EL GORRO FRIGIO, música de Nieto en colaboración con Limendoux y LA MARCHA DE CADIZ, con música de Valverde y Estellés, en colaboración con García Alvarez. Su aportación al género consistió en grandes dosis de buen humor, habilidad teatral y su talento poético para hacer cantables.

Sinopsis

La acción transcurre en un campamento militar aledaño a un pueblo. Don Fabián, es padre de Rosario a quien impone como novio a Colás aunque ella está enamorada de Juan; también tuvo un hijo natural hace 20 años, al que no conoce y que sirve de soldado “muy raso” en el regimiento, tomando por tío a su padre. Este habla con Victorio, médico del campamento, para pedirle que vaya su hijo a verle a su casa aquella noche. Por otro lado Simona, criada de Rosario, concierta para esa noche una cita entre su “señorita” y Juan. La fatalidad y la inaudita e hilarante torpeza de Parejo que sólo piensa en comer, hacen que coincidan ambos al acercarse a la casa y Don Fabián toma a Juan como si fuera su hijo, llega luego el hambriento Parejo que a duras penas es convencido por Rosario y Simona para que se calle. Por si fuera poco entra en escena Colás el desatendido novio oficial. Tras un cúmulo de situaciones cómicas, la obra tiene un desenlace feliz para Rosario y Juan, Colás se queda sin novia y Parejo sigue a la espera de su cena.

Índice de escenas

Zarzuela cómica en un acto con los siguientes números musicales:

1. Introducción, coro de mujeres “Taratara, tarara”, seguidillas “Que no hay razones, voto va, para que estés colorá….Dale, dale que dale” y canción de la cantinera “Era una cantinera de primera”. 2. Coro de rancheros “Hoy nos ha salido el rancho muy bueno….Somos seis cocineros de lo mejorcito de la guarnición”. 3. Coro de mujeres “Cuéntanos Rosario todos tus pesares” y romanza de Rosario “Yo quiero a un hombre”. 4. Número de la instrucción “¡De frente! ¡March! ….Salid muchachas, venid acá…Venimos a pedirle, señor sargento…De mirar todos los días como forma el batallón”. 5. Cuarteto “¡Ah! ¿Se pué pasar?...Buenas noches señores, yo soy Parejo….Tengo un tío que me quiere de verdá…Yo le ruego por favor que se marche sin tardar….Yo su acción premiar sabré”.

Personajes

Los principales papeles, son:

Rosario: Hija de Don Fabián prometida de Colás pero enamorada de Juan. Soprano.
Simona: Criada de Rosario. Tiple cómica.
Sargento: Tenor cómico.
Don Fabián: Padre también de Parejo al que abandonó hace años. Tenor cómico.
Parejo: Acrisolado componente del pelotón de los torpes, en ejercicio. Tenor cómico.
Juan: Cabo del campamento. Barítono.

Discografía

Sólo existe, que yo sepa, la siguiente versión:

Columbia 1956? - Ataulfo Argenta dirige a la Gran Orquesta Sinfónica y cantan Toñy Rosado, Ana María Fernández, Gerardo Monreal, Gregorio Gil y Carlos S. Luque.

Del número más famoso de la obra, la romanza de soprano “Yo quiero a un hombre” sí hay numerosas grabaciones, entre las recientes destaco la de Montserrat Caballé para Columbia 1974 en que Eugenio M. Marco dirige a la Orquesta Sinfónica de Barcelona. Entre las antiguas, el catálogo de la Biblioteca Nacional cita las interpretaciones de Srta. Santacruz en 1902, Felisa Lázaro para Pathé 1907, Antonia Arrieta, dirigida por Pascual Marquina, en 1917, Concha García en 1922 y Laura Nieto en 1935. No aparece en dicha fuente la grabación que el Diccionario de la Zarzuela atribuye a Felisa Herrero para el sello Regal, no estando seguro de si se trata de una confusión con la de Felisa Lázaro.

Videograbaciones

No conozco ninguna de la obra completa. Sólo me consta una grabación de TVE en los años 80 de la Antología de la Zarzuela de Tamayo en el Teatro Monumental de Madrid en que Moreno Buendía dirigió a la Orquesta Lírica de Madrid; dentro de ella la soprano Carmen González incluyó, entre sus intervenciones, la romanza de esta zarzuela “Yo quiero a un hombre”.

Bibliografía

He utilizado la siguiente:

“Diccionario de la Zarzuela”, coordinado por Emilio Casares Rodicio.
“El libro de la zarzuela”, de editorial Daimon.
“Historia de la zarzuela”, volúmenes I y III, de Juan Arnau (Zacosa).
“Enciclopedia Espasa”
“El mundo de la zarzuela” de Salvador Valverde.
“El cabo primero” comentario anexo a vinilo de Columbia.

Marbella, 21 de julio de 2008

Firmado: Diego Emilio Fernández Álvarez

BotonMenu
BotonVolver