foto (969K)

Zorí, Santos y Codeso


Actores cómicos


El trío se forma bajo los auspicios del empresario teatral Mariano Madrid en 1942, año en que además debutan sobre los escenarios con la obra DON QUINTÍN, EL AMARGAO, de Arniches y el maestro Guerrero, en La Coruña. Aprovechando el progresivo auge del género de la revista en España a partir de los años cuarenta, el trío comienza a participar en ese tipo de espectáculos musicales y su popularidad entre el público aumenta a medida que van cosechando éxito tras éxito. Por fin, el 14 de abril de 1947 estrenan en el Teatro La Latina de Madrid, junto a la vedette Florinda Chico, la que se convirtió en una de las piezas más destacas del género: LA BLANCA DOBLE, de Paradas, Jiménez y Guerrero. Tras el éxito sin igual que supuso el estreno de la obra, el trío de cómicos comenzó una fulgurante carrera artística en colaboración. Juntos aparecieron en infinidad de títulos inolvidables dentro del género como LOS BABILONIOS (1949) o TRES GOTAS NADA MÁS (1950). En los años siguientes consolidan su trayectoria ascendente, lo que propicia que, en 1952 y con el respaldo del maestro Guerrero, formen compañía propia situándose entre los favoritos del público teatral español. Otro de sus grandísimos éxitos fue la obra METIDOS EN HARINA (1953), a la que siguieron los títulos UNA CANA AL AIRE (1954), ¡VIVAN LOS NOVIOS! (1958) y TRES ERAN TRES LOS NOVIOS DE ELENA (1961), obra que supone la ruptura del grupo con la marcha de Manolo Codeso a causa de un asunto de rivalidades femeninas entre las dos vedettes protagonistas de la revista, Queta Claver y Milagros Ponti.

Cuando en 1962 Manolo Codeso decide abandonar el grupo forma compañía propia y emprende su carrera artística en solitario, fijando su residencia en Miami. Por su parte, tras la separación de Codeso, Tomás Zorí y Fernando Santos continuaron en el mundo de la revista, género que abandonarían momentáneamente para dedicarse a la comedia. Los dos incluirían en sus espectáculos a las grandes vedettes del momento como Celia Gámez -con la que trabajaron en EL ÚLTIMO DE FILIPINAS (1971)-, Queta Claver, Esperanza Roy, Lina Morgan o Mª José Cantudo. Entre los títulos que estrenaron destacan: ANTÓN PIRULERO (1962), ME LO DIJO ADELA (1963), EL MARIDO DE MI MUJER (1964), EL GUARDIA Y EL TAXISTA (1965), A ALEMANIA ME VOY (1966), TRABAJA PERO SEGURO (1967), LOS TUNANTES (1968), ESTO TIENE TRUCO (1970), UN, DOS, TRES, CÁSATE OTRA VEZ (1972), LA SEÑORA ES EL SEÑOR (1974), EL CUENTO DE LA LECHERA (1974), etc. Continuaron en activo como pareja hasta los años noventa y compaginaron su labor teatral con sketchs cómicos para distintos programas de televisión.

Zorí, Santos y Codeso volvieron a reunirse por última vez el 20 de diciembre de 1991 en el Teatro Olympia de Valencia para representar de nuevo uno de sus mayores éxitos: METIDOS EN HARINA.

TOMÁS ZORÍ

Nació en Madrid, en el madrileño barrio de Vallecas, en 1925. Ya desde niño mostró un talento especial para hacer reír con exhibiciones familiares de claqué. Debutó sobre los escenarios como tenor cómico en la obra LA DEL MANOJO DE ROSAS en el Teatro Romea de Murcia. En 1942 interpretó DON QUINTÍN EL AMARGAO, junto a Manuel Codeso y Fernando Santos con los que formó el trío Zorí, Santos y Codeso. Cuando este último abandonó el grupo en 1962, Tomás continuó unido a Fernando Santos hasta los años ochenta.

Su carrera cinematográfica se inició en 1954 con EL BANDIDO GENEROSO (1954), de José M.ª Elorrieta. Aunque tuvo una carrera cinematográfica no demasiado extensa, trabajó a las órdenes de directores como Javier Aguirre, Fernando Fernán Gómez, José M.ª Forqué o Luis García Berlanga, en películas como CUATRO NOCHES DE BODA (1964), UNA MONJA Y UN DONJUAN (1973), ESTA QUE LO ES (1974), LA VAQUILLA (1984) Cerró su carrera cinematográfica en 1995 con la película EL PALOMO COJO, de Jaime de Armiñán, donde curiosamente encarnaba a una anciana.

Intervino también esporádicamente en televisión, pudiendo destacar su presencia en programas como LA COMEDIA MUSICAL ESPAÑOLA (1985) de Fernando García de la Vega, o QUIÉN DA LA VEZ (1995), de Vicente Escrivá.

Falleció en Madrid, el 2 de septiembre de 2002, a los 77 años de edad, víctima del mal de Alzheimer. Sus restos fueron enterrados en el madrileño cementerio de San Lorenzo.

FERNANDO SANTOS

Nació en Salamanca, el 16 de marzo de 1923. Fue un cómico de raza, de aquellos que empezaban en el mundo artístico desde edad muy temprana actuando en papeles insignificantes. Él lo comenzó como aficionado en el cuadro artístico del Frente de Juventudes de su ciudad natal. Debutó como profesional en 1940, en una compañía juvenil de zarzuelas en la que percibía quince pesetas diarias junto a otros principiantes, posteriormente muy conocidos también dentro del género revisteril, como Rubén García, Paquito Cano o Pedro Peña. En 1943 pasó a la compañía de Mariano Madrid donde conoció a Tomás Zorí y Manolo Codeso. Después de alcanzar una enorme popularidad entre el público de los años cuarenta y cincuenta, la unión profesional con Tomás Zorí, después de la marcha de Codeso, se mantuvo durante más de cuarenta años, siguiendo en la misma tónica de montajes. Una de las vedettes que triunfaron en su compañía fue Lina Morgan, que posteriormente les contrató para que actuaran junto a ella.

A lo largo de su carrera hizo también esporádicas incursiones en el cine, y trabajó entre otras, en las siguientes películas: LOS CLAVELES (1960), de Miguel Lluch; CUATRO NOCHES DE BODA (1969) de Mariano Ozores; CASA FLORA (1973), de Ramón Fernández; ZORRITA MARTÍNEZ (1975), de Vicente Escribá; y CRISTÓBAL COLÓN, DE OFICIO... DESCUBRIDOR (1982), de Mariano Ozores. Falleció en Madrid, el 18 de abril de 1993. Era hermano del libretista Manuel Baz.

MANOLO CODESO

Nació en Cádiz, el 15 de marzo de 1926. Salió por primera vez a un escenario con cuatro años. Ni siquiera necesitó vocación porque era de una familia de actores, y cuando se necesitó a un niño para LA ROSA DEL AZAFRÁN, Manolito salió a escena.

Cuando en 1962 inició su carrera en solitario emprendió una trayectoria cinematográfica no demasiado extensa, que incluye títulos como EL BANDIDO GENEROSO (1954), de José M.ª Elorrieta; LOS CLAVELES (1960), de Miguel Lluch; AQUÍ MANDO YO (1967), de Rafael Romero Marchent; PECADOS CONYUGALES (1968), de José María Forqué; CUATRO NOCHES DE BODA (1969), de Mariano Ozores; ADULTERIO NACIONAL (1981), de Francisco Lara Polop; LAS AUTONOSUYAS (1983), de Rafael Gil; ESPÉRAME EN EL CIELO (1987), de Antonio Mercero; GRAN SLALOM (1995), de Jaime Chávarri; y OBRA MAESTRA (2000), de David Trueba.

En televisión intervino en DIVERTIDO SIGLO (1972), de Fernando García de la Vega; EL PÍCARO (1974), de Fernando Fernán Gómez; y el programa de humor SUMARÍSIMO (1978), de Valerio Lazarov. También realiza incursiones sobre los escenarios e interpreta por ejemplo, MATA-HARI (1983), de Adolfo Marsillach, junto a Concha Velasco; CENA PARA DOS (1993), de Santiago Moncada; y ANTOLOGÍA DE LA ZARZUELA MADRILEÑA (1999). Fue a principios de 1991 cuando Manolo Codeso actuó por última vez sobre un escenario, en el Teatro Lara de Madrid con la obra NADIE ES PERFECTO, de Simon Williams, en versión de Paco Mir, con Josema Yuste.

Se casó por primera vez en 1944, con Lorenza Francisca Martín, madre de sus hijos Carlos, María y Lola. El matrimonio fracasó y en 1956 se unió sentimentalmente a la actriz y vedette Milagros Ponti, con quien contrajo matrimonio en 1980, un año después de haber conseguido la nulidad de su primer matrimonio. Falleció en Madrid, el 6 de junio de 2005, a causa de un infarto cerebral. Milagros Ponti fue quien, por expreso deseo del actor, arrojó sus cenizas al Mar Menor en Murcia. Era primo del humorista del mismo nombre: Manolo Codeso, integrante del dúo Lussón y Codeso.

Discografía:

La blanca doble, Los babilonios, Tres gotas nada más, Metidos en harina, Una cana al aire. Ed.: Columbia-Notas Mágicas (1947-1954)

La Gran Vía, La reina Mora, El puñao de rosas. Ed.: Columbia (1969)

Las Leandras, El sobre verde. Ed.: Hispavox (1985)
BotonMenu
BotonVolver