foto (969K)

Teresa Tourné


Soprano
Madrid, 11 de enero de 1934


Su padre, general de artillería, la dio una educación esmerada. Fue una niña inquieta e impulsiva. Quiso ser bailarina clásica, pero su afición a la música la llevó al Real Conservatorio de Madrid para estudiar piano. No pensaba en ser cantante hasta que Lola Rodríguez de Aragón la convenció de que tenía buena voz y desde ese momento la tuvo como profesora, consejera y amiga. Estudió canto, solfeo, armonía e historia de la música. Los resultados fueron satisfactorios y antes de que terminara la carrera preparó su presentación con el personaje de "Teresa" en la ópera española MARINA -al lado de Ana María Olaria y Alfredo Kraus-, y el de "Rosita" en LUISA FERNANDA, ambas para el Teatro de La Zarzuela dentro de la temporada 1958-59. En el mismo escenario y en sustitución de María Luisa Castellanos -que se había puesto enferma- cantó al año siguiente, pero dentro de la misma temporada 1958-59, el programa doble compuesto por GIGANTES Y CABEZUDOS y LA TEMPRANICA. Ya con el título de profesora de canto en la mano, el diploma de primera clase, el premio "Lucrecia Arana", hizo su presentación oficial en la temporada 1959-60 del Teatro de La Zarzuela con BOHEMIOS, versión ampliada a dos actos por José López Rubio y Rafael Ferrer, que la valió un gran tirunfo. En la temporada siguiente representó en el mismo escenario LA VERBENA DE LA PALOMA al lado de Miguel Ligero y Gerardo Monreal.

A primeros de diciembre de 1960 se presentó como intérprete de lied en el Ateneo de Madrid, con sendos programas de aniversario de Gustav Mahler y Hugo Wolf, y grabó su primer disco interpretando el "Trujamán" de EL RETABLO DE MAESE PEDRO, que consiguió el Gran Premio de la Academia Francesa y el del Festival Internacional de Mar del Plata. Dentro de la temporada 1960-61 del Teatro de La Zarzuela, representó la inmortal obra de José Picón y Francisco Asenjo Barbieri PAN Y TOROS, revisada por Pablo Sorozábal y José M.ª Pemán. Seguidamente recorrió España y el Norte de Marruecos con las mejores obras líricas españolas. En enero de 1961 cantó la CUARTA SINFONÍA, de Mahler, con la Orquesta Municpal de Valencia, dirigida por Vicente Spiteri. Siguió ofreciendo conciertos en el Ateneo de Madrid, como el del centenario de Debussy, o los monográficos dedicados a Turina, Leoz, Toldrá, Guridi o Rodrigo, frecuentemente acompañada por diversos conferenciantes como Federico Sopeña, Antonio Fernández-Cid o el propio maestro Joaquín Rodrigo.

Su prestigio y fama crecieron hasta el punto de ser considerada una de las mejores cantantes españolas del momento. Actuó frecuentemente con las principales orquestas, interpretando un amplio repertorio que iba de EL MESÍAS, de Händel, al STABAT MATER, de Pergolesi. De autores españoles estrenó LA ATLÁNTIDA (1962), de Falla-Halfter, junto a Victoria de los Ángeles; además interpretó LA NOCHEBUENA DEL DIABLO, de Esplá, y EL RETABLO DE NAVIDAD, de García Leoz. En octubre de 1962 estrenó en Madrid AMAHL Y LOS VISITANTES NOCTURNOS, de Menotti, que seguidamente llevó a provincias.

En 1963 obtuvo el premio de canto "Isabel Castelo", la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid y el tercer premio del Concurso Internacional de Voces de Bilbao. Entre 1964 y 1966 desarrolló una gran actividad operística. Durante la primera temporada del Teatro de La Zarzuela, en mayo de 1964, cantó FAUST en compañía de Alfredo Kraus y Nicolai Ghiaurov, y a partir del año siguiente, cada vez más afín al género operístico, cantó LA BOHÈME, PAGLIACCI, LA TRAVIATA y TURANDOT en distintas capitales españolas. En mayo de 1966 volvió al escenario de La Zarzuela para interpretar L'ELISIR D'AMORE con Alfredo Kraus, y en junio de ese mismo año intervino en el programa doble compuesto por GOYESCAS, con Inés Rivadeneira, Julio Julián e Isidoro Gavari, y EL RETABLO DE MAESE PEDRO con Pedro Farrés. En La Coruña y Vigo representó LE NOZZE DI FIGARO con un reparto íntegramente español que incluía a Isabel Penagos, Ana Higueras Aragón, Inés Rivadeneira y Antonio Campó. En 1968 fue contratada por el Teatro de la Ópera de Augsburg (Alemania), donde alcanzó grandes éxitos con NABUCCO, MANÓN LESCAUT y OTELLO.

Aún le quedó tiempo para dejar constancia de su arte en un género tan nuestro como la zarzuela, grabando diez títulos de las obras más destacadas, y sabiendo adaptarse a los diferentes estilos. A ellas añadió 34 canciones gallegas de distintos autores en homenaje a Fernández-Cid y tres Avemarías en las que recoge las famosas de Shcubert, Gounod y Verdi. Y de pronto, cuando aún la esperaban muchas noches de gloria, cambió el escenario por la enseñanza. En 1970, al crearse la Escuela Superior de Canto, fue requerida como profesora para la Técnica de Canto y aceptó complacida. Después, previa oposición, recibió el nombramiento oficial de catedrática del Centro.

Discografía:

El retablo de Maese Pedro, Luisa Fernanda, La verbena de la Paloma, Doña Francisquita, La revoltosa, Agua, azucarillos y aguardiente, La Gran Vía, Molinos de Viento, Las de Caín, La eterna canción, La Dolorosa, Bohemios. Ed.: Hispavox (1960-1967).
BotonMenu
BotonVolver