foto (969K)

Montserrat Caballé


Soprano
Barcelona, 12 de abril de 1933


El arte de Montserrat Caballé es el de una artista de las que sólo se encuentra una en cada generación. Le bastó una sola noche para lanzarla al firmamento de las más grandes estrellas del canto. De una milagrosa perfección técnica y emocional, fue la más sensacional revelación lírica desde la Callas y la Sutherland.

Montserrat Caballé nació en la calle Igualada de la barriada de Gracia de Barcelona el 12 de abril de 1933. Su familia era muy modesta. El padre estaba empleado en una empresa de abonos químicos y la madre trabajaba en lo que buenamente le salía. Durante su infancia pasó estrecheces, pero nunca perdió el ánimo. Fue una chiquilla decidida e inquieta, capaz de salir adelante en cualquier otra actividad. La música la llamó y desde muy niña se fue familiarizando con ella. Su madre y su abuela tocaban el piano y la niña las escuchaba embelesada. Con tan sólo ocho años se pegaba a la radio, seducida por los cantantes de moda. Asistió a algún concierto y función de ópera. A esa edad ingresó en el Conservatorio del Liceo para estudiar música.

De pronto, el padre enfermó y se vio obligado a dejar el empleo. Desde entonces Montserrat pasó momentos muy duros. No quiso abandonar los estudios emprendidos y para ayudar a la familia cogió puntos a las medias con su madre, vendió artículos varios, cortó pañuelos en una tienda de la calle Petrixol y hasta halló tiempo para aprender francés e inglés. Eso sí, las noches en que cantaba Renata Tebaldi en el Liceo la esperaba a la salida sólo por verla de cerca. Las dificultades de su casa aumentaron, y pensando cómo podían salir de ellas, su tío Alfredo, hermano de su madre, que era sereno, les dijo que un colega suyo le había hablado de la familia Bertrand Mata, muy amante del arte y de proteger artistas noveles. Sin más, Montserrat se dirigió a ellos acompañando certificados de sus profesores. La contestación fue que estaban dispuestos a ayudarla con la pensión de mil pesetas mensuales. Así pudo seguir. A los veintiún años dio por finalizados los estudios ganando el Premio Extraordinario del Conservatorio del Liceo.

Montserrat regresó al Conservatorio del Liceo a tiempo para el inicio del curso académico 1950-51. Inició los cursos de canto y más tarde los de “lieder” con Conchita Badía, además de repertorio de ópera. Y por si fuera poco empezó peritaje mercantil. En 1953 pisó por vez primera el escenario del Liceo interpretando en el concierto de fin de curso una cantata a tres voces. Su debut oficial tuvo lugar en el Teatro Principal de Valencia en 1954, con la NOVENA SINFONÍA de Beethoven. Permaneció algún tiempo en Barcelona formando repertorio y, entonces, sus mecenas la aconsejaron que marchase a Italia corriendo ellos con todos los gastos de viajes y estancias. También le dieron una carta para el barítono Raimundo Torres que estaba en el San Carlo de Nápoles cantando BORIS GODUNOV. Gracias a él, fue escuchada en diversas ciudades, pero las impresiones fueron desalentadoras -hasta tal punto que un obtuso empresario le aconseja el abandono de la lírica por carecer de condiciones-. Tan sólo en Florencia, el director del “Maggio Musicale Fiorentino” la oyó cantar y la respaldó con un contrató para interpretar el personaje de “Salud” en LA VIDA BREVE, título que finalmente fue suprimido de la temporada. Poco después, se traslada a Basilea donde, en 1957 canta sus primeros papeles. El 17 de noviembre de 1957 canta su primera “Mimí” en LA BOHÈME, por la que cobró cien francos. Allí permaneció durante cuatro años cantando más de cuarenta roles distintos. En 1959 debutó en la Opera de Viena con la “Doña Elvira” de DON GIOVANNI, y con su primera SALOMÉ. Ese mismo año cantó en Bremen por primera vez la “Violeta” de LA TRAVIATA y la “Leonora” de EL TROVADOR. En los años siguientes debutó en la mayoría de los teatros de Europa.

El 7 de enero de 1962 tuvo lugar su presentación en el Liceo de Barcelona con ARABELLA, de Richard Strauss, y en la misma temporada fue “Doña Elvira” y la “Condesa” de LAS BODAS DE FIGARO; en 1963 cantó MADAMA BUTTERFLY en La Coruña y en el Liceo. En esas representaciones conoció al tenor Bernabé Martí, con el que contrajo matrimonio el 14 de agosto de 1964. El mismo año de su compromiso matrimonial, debutó en México con MANON y en el madrileño Teatro de La Zarzuela, junto a su marido, en el papel de “Salud” de LA VIDA BREVE.

Su consagración definitiva llegó el 20 de abril de 1965, en el Carnegie Hall de Nueva York, sustitituyendo a Marilyn Horne en LUCREZIA BORGIA, en una representación inolvidable que la abrió las puertas de todos los grandes teatros de ópera en ambos continentes. Al día siguiente, el titular del New York Times rezaba de la siguiente manera: “Callas + Tebaldi = Caballé”. A partir de ese momento se la disputan todos los teatros con fabulosas ofertas. Fue triunfal su presentación en el Teatro Colón de Buenos Aires en el papel de “Liù”, dando réplica a la TURANDOT de Birgit Nilsson. El Metropolitan de Nueva York abrió sus puertas a la diva catalana el 22 de diciembre de 1965, donde debutó con FAUSTO; en la misma temporada interpretó ANDREA CHÉNIER, siendo contratada por el prestigioso teatro neoyorquino en sucesivas temporadas para producciones de la importancia de OTELLO, LUISA MILLER o UN BALLO IN MASCHERA. Fue igualmente sonada su presentación en la Arena de Verona con DON CARLO, junto a Plácido Domingo, Fiorenza Cossotto y Piero Cappuccilli, en 1969. En 1970 afrontó por primera vez el personaje de NORMA junto a Fiorenza Cossotto y el jovencísimo José Carreras, con el que posteriormente habría de compartir tantas noches de gloria.

Su repertorio, muy extenso, va de Mozart a Verdi; de Donizetti a Strauss; de Puccini a Bellini y de Rossini a Wagner, siempre dentro de una línea de canto admirable que seduce y emociona por su dulzura y suavidad.

En los últimos años se ha podido observar una considerable disminución de su frenético ritmo de actuaciones, limitándose a esporádicas intervenciones en recitales, en solitario o acompañada principalmente de su hija Montserrat Martí.

Zarzuelas completas:

El Pájaro Azul, La villana, Maruxa, Cançó d'amor i de guerra. Ed.: Columbia (1972-1974)

Fragmentos y selecciones:

“Romanzas de zarzuela”: La canción del olvido, El rey que rabió, Bohemios, El cabo primero, Marina, El barquillero, El niño judío, La rosa del azafrán, Don Gil de Alcalá. Ed.: Vergara (1964)

Dúos de zarzuela ”.- con Bernabé Martí: Luisa Fernanda, La Generala, El caserío, El dúo de La Africana, La Dolores, La leyenda del beso. Ed.: Vergara (1965)

“Romanzas de zarzuela”: El niño judío, Chateau Margaux, El barbero de Sevilla, Jugar con fuego, Las hijas del zebedeo, Gigantes y cabezudos, El barberillo de Lavapiés, El señor Joaquín, La patria chica, El carro del sol. Ed.: Columbia (1974)
BotonMenu
BotonVolver